Apple ha aceptado que algunas pantallas del iPhone X están fallando, un año después de ponerlos a la venta y meses de haberlos descontinuado y reemplazado por el iPhone XS.

El comunicado que ha sido publicado, casualmente, un viernes por la tarde asegura que algunas pantallas del iPhone X no responden al ser tocadas o lo hacen de manera intermitente. También aceptan que algunos smartphones de este modelo podrían reaccionar aún sin haberlos tocado.

Consumidores con un iPhone X que presente este problema deben acercarse a un Apple Store o un proveedor de servicio técnico autorizado donde se ofrecerá una reparación gratuita y reemplazo de la pantalla.

La compañía también ha aceptado que "un número limitado" MacBook Pro de 13" sin touchbar vendidos desde junio 2017 hasta junio 2018 con unidades de almacenamiento de 128 o 256 GB presentan un problema que podría resultar en pérdida de datos o fallo del dispositivo. Apple ha activado un formulario donde introducir el número de serie del portátil y verificar si debe ser llevado a servicio técnico, el cual tampoco tiene costo.