Según las fuentes consultadas por The Hollywood Reporter, uno de los medios más fiables de la industria a este respecto, Ryan Coogler repetirá como director y escritor de la secuela de Black Panther. Lo que parecía un movimiento lógico desde cualquier ángulo podría complicarse por problemas de calendario o nuevos proyectos en la cartera de Coogler pero Marvel Studios ya habría cerrado el contrato con el cineasta.

Desprenderse del director de las muy estimables Fruitvale Station y Creed era un lujo que han hecho bien en no permitirse, máxime cuando hablamos de una de las películas más taquilleras de la exitosa historia del universo cinematográfico de Marvel, amén de ser un canto a la diversidad y representación racial en forma de blockbuster millonario. Black Panther es, por su recorrido en cines, la cuarta película más taquillera del MCU y la novena de la historia.

Por lo demás, qué nos podremos encontrar en la secuela es toda una incógnita, como la inmensa mayoría de lo que está por llegar de la mano de Marvel Studios. Evidentemente, los hechos girarán en torno a T'Challa, príncipe de Wakanda y Pantera Negra, pero con Avengers 4 en el horizonte es difícil saber qué camino podrá tomar la historia. Y es que, recordemos, no sin antes avisar de los spoilers del desenlace de Infinity War, Black Panther es uno de los héroes fulminados por el chasquido de Thanos.

Será dentro de poco más de medio año cuando sepamos cuál es el futuro de personajes como Shuri, Okoye o el propio T'Challa y, según las fuentes consultadas por el medio, Coogler y su equipo comenzarían el rodaje a finales de 2019 o principios de 2020. Con proyectos tan a largo plazo, y solo con Spider-Man: Far From Home en producción, es difícil saber qué nos depara el MCU más allá de Avengers 4 y la temida y triste despedida del Capitán América.

Ryan Coogler había mostrado interés en trabajar en un nuevo proyecto tras el estreno de Black Panther, una revisión y puesta al día del clásico 12 hombres sin piedad. Dados los tiempos de producción, Coogler podría afrontar una película más humilde antes de involucrarse en superproducción Marvelita.