El creador de marketplaces de Shopery acaba de cerrar su primera ronda de financiación, después de haber cerrado una ronda seed en 2016 por 600.000 euros. 1,2 millones de euros para la startup española que surgió bajo la protección de Antai Venture Builder.

Con un pivotaje a principios de 2018, Shopery estaba dedicada en un primer momento a la creación de espacios de venta para pequeños comerciantes a ofrecer asociaciones de comercios y concursos de la Administración Pública. Sin olvidar, eso sí, ese círculo de pequeños comerciantes que trabajando bajo un único comercio digital unen sus fuerzas para crear una plataforma única. Creando el espacio y soportando el mantenimiento de la misma, l servicio de "llave en mano" ha sido el foco la compañía. La inyección de fondos servirá para la creación de más soporte tecnológico y la ayuda al cambio de orientación de negocio creada por la tecnológica.

En este caso, Antai ha vuelto a participar en la operación. Una nueva inversión que tiene sentido; Gerard Olivé y Miguel Vicente son los creadores de Antai y también fundadores de la compañía de software. Junto con Julián Gómez, ex miembro de Softonic y Vidal, antiguo director comercial de Beone Telecom. En esta ronda también ha participado K Fund, el fondo liderado por Iñaki Arrola y Sorigué y Marcel Rafart.

El casi millón y medio levantado por la compañía se encuentra en la línea de las operaciones de los últimos meses en España. Con un récord de exits cerrados por grandes compañías internacionales, y cifras que ya rozan los nueve dígitos en un gran número de compañías; la realidad es que los pequeños aportes de capital están dando paso a un mercado un poco más maduro.

Los éxitos de Antai

Creado en 2012, la realidad es que Antai ya cuenta con un largo porfolio de compañías aceleradas y creadas que ya forman parte de los éxitos del emprendimiento en España.

ChicPlace, FancyBox y Elcodi fueron los primeros logros de la aceleradora. Fue en 2014 cuando Antai participó en la ronda Serie A de Wallapop. Por un importe desconocido, muy en la línea de los secretos de la compañía de productos de segunda mano, la operación tenía todo el sentido: los fundadores de Antai son los mismos que los de Wallapop. En 2015 llegaron dos rondas consecutivas a Glovo, otra de las grandes tecnológicas del país que ya cierra rondas internacionales por más de 100 millones de euros. Las últimas rondas, también consecutivas, ha ido a parar a ProntoPiso en 2017 y 2018.