La tecnológica que ha sido definida como el Netflix del cine con una tarifa plana, 9,99 en Estados Unidos, para poder ver una película al día en las salas de cine ha vuelto a encontrarse un problema por el camino. Bárbara Underwood, fiscal general de Nueva York publicaba un Tweet en el que se confirmaba que se había iniciado una investigación por fraude en la compañía matriz de MoviePass.

Falsedad documental ante los inversores de la compañía sobre la situación de las cuentas de la misma. Hay que recordar que precisamente este mismo verano, la tecnológica del cine anunciaba una grave crisis financiera causada por un modelo de negocio insostenible. Dos rondas de financiación por 1,5 millones de dólares y 2,2 millones en 2011 y 2014 respectivamente ya formaban parte de un pasado muy lejano en la compañía. De repente, de la nada salieron 65 millones de dólares en octubre de este mismo año. Se dibujaba entonces una posible salvación en la compañía y se adelantaba una expansión internacional. España entraba en las quinielas de MoviePass y adelantaban que en 2019 llegarían a España.

La fiscal estudiará una posible modificación de las cuentas. Por su parte, y en declaraciones a Techcrunch, la compañía explicaba que las divulgaciones públicas han sido completas, oportunas y veraces, sin engaños a los inversores.

Las cuentas de la compañía informaban de pérdidas de 100 millones de dólares durante el segundo trimestre de 2018. Desde el punto de vista de la fiscalía, que aún está en las primeras etapas de investigación, Helios y Matheson (matriz de MoviePass), habría modificado estos resultados. En el momento de publicar esta investigación las 1.500 millones de acciones de Helios perdieron prácticamente todo su valor en bolsa.