Ciencia, música y tecnología se fusionan en esta nueva propuesta. La plataforma de música en streaming Spotify se ha aliado con la empresa de genealogía Ancestry, con sede en Estocolmo, para que descubras playlists con base en tus raíces musicales a partir de una prueba de tu ADN.

Ancestry te envía a tu hogar uno de sus kits por 99 dólares para que les envíes una muestra pequeña de tu saliva, con la cual rastrean tu origen genético en semanas. Una vez que se obtienen los resultados, Spotify generará listas de reproducción con los artistas de etnias y regiones basadas en tu genealogía.

Estas playlists contarán con músicas específicas de Europa, Asia, África, Oriente Medio, América del Norte y Latinoamérica. Para daros una idea de cómo funciona, si tienes herencia china, tu playlist podría incluir la música de la artista Wu Fei; si tienes herencia española, podría mosrarte a la banda de rock Los Sírex, o si tienes genes noruegos, a artistas como el dúo de música electrónica Röyksopp.

"Es mucho más que las estadísticas y los datos y los registros", dijo Vineet Mehra, vicepresidente ejecutivo y director de marketing de Ancestry, a Quartz, y agregó:

¿Cómo ayudamos a las personas a experimentar su cultura y no sólo a leer sobre ella? La música parecía una forma obvia de hacer eso.

Más de 10.000 personas se han registrado a estas playlists desde que la iniciativa se lanzó el pasado jueves 21 de septiembre, afirmó Mehra al mismo medio. Asimismo, las más de 10 millones de personas que se han tomado la prueba de Ancestry pueden simplemente registrar sus resultados para acceder a las listas de reproducción con sus raíces musicales.

Para dar a conocer la iniciativa, Spotify está mostrando un anuncio a sus usuarios gratuitos en Estados Unidos que les invita a escuchar su MusicalADN. Estas playlists están basadas en los géneros musicales que la persona más escucha y, de esta manera, se le anima a hacerse el test de ADN de Ancestry.

Cabe destacar que los términos de servicio de Ancestry hacen que renuncies a los derechos parciales de controlar cómo es que la empresa usa tu ADN, incluyendo los daños que podrían surgir como resultado. Así que a lo mejor y prefieres quedarte con la duda de tus raíces musicales.