7 años lleva Wayra bajo el ala de Telefónica, 7 años en los que la división de emprendedores de la teleoperadora española ha trabajado con cientos de startups de los diferentes ecosistemas en los que opera.

Un inicio gestionado por Gonzalo Martín Villa y que **desde noviembre de 2017 heredó Miguel Arias**. Uno de los cambios de lo que ha pasado a ser la era Pallete, el actual presidente de la compañía que marcaba la nueva pauta de Telefónica; y que ya se materializaba con la controvertida Cuarta Plataforma lanzada hace ya más de dos años. Una mirada al pasado que hacía imaginar que «**en los inicios de Wayra era impensable traer a alguien externo para llevar un área que ni dentro de la compañía** se comprendía en exceso», explica Martín Villa, «había que estar preparado para ello» y había que tener mucha paciencia para que la compañía aceptase a una suerte de enemigo en la propia casa. Era precisamente el cambio que Arias significaba para el área de emprendimiento. El bagaje trabajando como proveedor de Telefónica y su CV que recorría alguna de las startups más destacadas del panorama emprendedor en España. **El puesto tenía su nombre desde hacía tiempo**.

Poco accesible desde su aterrizaje en la compañía, **Arías ha definido estos meses como abrumadores**. Había que cambiar Wayra desde dentro entendiendo la escala de Telefónica. Una nueva estrategia para la división que se ha definido como el intento de que el gran elefante baile con miles de gacelas sin matarlas en el intento. **»Es un trabajo de convertir a una adolescente rebelde en alguien adulto»**, ha explicado Arias, «¿cómo hacer hacer que empresa y startup conecten a partir de ahora?. Un objetivo de hacer negocio de forma conjunta, para startups que entiendan la forma de actuar de la compañía.

>»Telefónica es un primer cliente terrible. Las que lleguen tienen que tener testado el producto, el modelo y tener mucha paciencia con nuestros procesos».

Sinónimo de que la apuesta actual de Wayra, y que marcará la pauta a partir de ahora, financiará modelos de negocio mucho más maduros, **con fondeos de 250.000 euros para cada una de ellas**, y siendo más selectivos en el modelo de empresa.

Más de 100 startups ya se encuentran integradas en la estructura de Telefónica, pero que no son suficientes para el nuevo director del a´rea de emprendedores. «Somos capaces de comunicarnos más rápido, subir fotos más rápido y eso está muy bien, pero eso se nos queda pequeño, añade Arias, la idea es que IOT, Blockchain, latencia o conectividad se conviertan en el centro de ese grupo de gacelas que, a partir de ahora, formen el ADN de Wayra desde ahora. **Sin olvidar la idea de que el objetivo es hacer negocio**, facturar y crear ese ecosistema, la vuelta de tuerca para uno de los mayores proyectos que José María Áñvarez Pallete quiere que marque el futuro de la compañía.

X

Tendencia en Hipertextual