La “pipa de la paz” entre Netflix y Telefónica será tangible a partir del mes de diciembre. Ese es el momento escogido por los directivos del operador español para estrenar la integración de los contenidos ofertados por el OTT estadounidense en la plataforma televisiva de Movistar.

El movimiento, anunciado en mayo por Reed Hastings (CEO, Netflix) y José María Álvarez-Pallete (Presidente, Telefónica), estará precedido de una profunda renovación de la plataforma Movistar+, que contará con una nueva interfaz de usuario, un sistema de recomendaciones personalizado y la posibilidad de crear diferentes perfiles para cada una de las personas del hogar.

También se estrenará antes de finalizar el año un nuevo decodificador capaz de reproducir contenidos en resolución 4K. Este, además, integrará un nuevo mando a distancia con control por voz y tecnología Bluetooth.

La integración de los contenidos de Netflix en Movistar+ seguirá una metodología similar a la empleada por Sky en Reino Unido. Los títulos del gigante norteamericano se incluirán bajo el paraguas de Movistar+, compartiendo protagonismo con los títulos ya ofertados (o producidos) por el operador. Esta metodología dista de la empleada por Vodafone y Orange, que, simplemente, integran Netflix como una aplicación independiente dentro del decodificador.

Telefónica no ha proporcionado detalles sobre la oferta comercial y el impacto económico que tendrá la integración de Netflix en las tarifas del operador. Se espera que esa información sea desvelada semanas antes de culminarse la integración.

El equipo directivo de Movistar+, durante el anuncio de estas novedades, aseguró que la “telco” española negocia con otros proveedores de contenidos —entre los que podrían incluírse HBO y Amazon—. En diciembre de 2017, durante la cumbre anual del grupo Telefónica, José María Álvarez-Pallete ya dejó entrever este tipo de negociaciones, aunque, por el momento, ninguna de ellas se ha materializado.