Cuando Apple presentó el iPhone XS el pasado 12 de septiembre dejó claro que las medidas de este modelo serían las mismas que las del iPhone X. Sin embargo, ahora que el terminal ya está en manos de varias personas se ha podido comprobar que los dos dispositivos mantienen diferencias mínimas en el tamaño de la cámara trasera.

Las fundas oficiales de Apple han ayudado a confirmarlo. Si se usa un iPhone X dentro de la funda del iPhone XS, se puede notar que sobra espacio en el orificio destinado a la cámara trasera. Lo podemos apreciar mejor en la fotografía compartida por el portal Macotakara:

El mismo medio utilizó un calibrador digital para medir las cámaras traseras de los dos dispositivos. La del iPhone X mide 24.13 mm. de alto, mientras que la del iPhone XS alcanza los 25.50 mm. Aunque no se han ofrecido medidas exactas del ancho, el portal adelanta que la desigualdad también es de un milímetro.

Sí, la diferencia podría ser insignificante, apenas de un milímetro en el alto y ancho, pero esas medidas distintas podrían causar problemas cuando se quiera usar una funda del terminal antiguo con el iPhone XS. Algunos fabricantes de accesorios suelen dejar ese espacio muy ajustado para permitir la salida de la cámara.

Un punto importante a tener en cuenta es que Apple nunca mencionó que sus fundas del iPhone X son compatibles con el XS, algo que sí están haciendo otros fabricantes. A pesar de lo anterior, Macotakara ha logrado ajustar un iPhone XS en la funda del modelo anterior, eso sí, ejerciendo algo de presión para lograrlo.

Desde la presentación de los nuevos modelos son muchos los fabricantes de accesorios que promocionan las fundas del iPhone X como compatibles con el XS, pero nuestra recomendación sería que te asegures de que las medidas corresponden a la cámara de tu nuevo terminal para evitar cualquier tipo de problema.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.