El iPhone XR, al que se auguraba un gran éxito tras su presentación la pasada semana, parece que corresponderá a las expectativas en cuanto a ventas se refiere. A un mes de que el teléfono pueda ser reservado por los clientes –un mes y una semana para que pueda adquirirse en tiendas– Apple parece haber intensificado la producción del mismo para satisfacer unas nuevas previsiones que hacen esperar una alta demanda del terminal. A pesar de llegar un mes más tarde que el iPhone XS y XS Max, por tanto, el interés principal de este año parece recaer sobre el terminal más económico.

Así lo revela Digitimes, que cita a fuentes de la industria para augurar una cifra de 20 millones de unidades listas para ser despachadas en el mes de lanzamiento. Además, la popularidad del terminal se mantendría sostenida hasta entrado 2019, con un interés previsto para las ventas navideñas incrementado recientemente en un 50 %. La publicación revela también que ambos modelos de iPhone XS mantendrán unas ventas de entre 4 y 5 millones de unidades mensuales, consiguiendo representar aproximadamente un 20% de las ventas de los nuevos terminales de este año.

Un iPhone más económico, pero igual de potente

Las expectativas tan altas en lo que al iPhone XR respecta se deben a la particular apuesta de Apple este año, lanzando un modelo más barato pero que conserva buena parte de las características clave de los otros dos premium, haciendo que la compra sea realmente atractiva. Este nuevo iPhone dispone del nuevo procesador A12 Bionic, el más potente del mercado, e incorpora un diseño similar a sus hermanos mayores, además de venir en una amplia variedad de colores. También dispone de la posibilidad de realizar retratos a pesar de contar con una sola cámara e incluye el HDR Inteligente para mejorar las capturas.

Hay compromisos, claro. La pantalla, por ejemplo, es LCD en lugar de OLED y los marcos que la bordean son más gruesos, por ejemplo. El chasis es de aluminio en sus bordes en lugar de acero y la cámara no dispone de zoom de doble aumento sin pérdida de calidad, entre otras cosas. Sin embargo, son compromisos con los que muchos podrán vivir a cambio de todo lo demás que ofrece este terminal, que saldrá a la venta por un precio de 859 € en España y $18,499.00 en México.