Ayer te dimos a conocer que los Pixel XL la función de carga rápida al instalar Android Pie. Si bien se creía que solo era un problema que estaría presente en la beta, la versión final del sistema operativo no dio ninguna solución al problema. La situación se volvió más preocupante cuando Google cambió el estatus del problema a "No se resolverá (no es factible)", sin embargo, hoy la respuesta de los de Mountain View ha sido muy positiva.

Google ha confirmado a The Verge que ya se encuentra realizando pruebas con una actualización de Androd Pie que le dará solución al problema, afirmando también que no se trata de ningún inconveniente con el cargador de 18W que incluye el terminal, el cual debería seguir funcionando sin ningún inconveniente.

El problema encontrado está en aquellos cables USB que no están certificados con PD (Power Delivery), los cuales a pesar de su condición deberían permitir la carga rápida tras instalar la actualización que viene en camino.

Aunque en un principio se había informado que los Pixel no sufrían ningún problema como su hermano mayor, la misma Google confirmó que recibió reportes similares en el terminal de 5 pulgadas. La actualización regresará la carga rápida a ambos dispositivos, aunque de momento no hay una fecha concreta para la llegada de esta solución. La compañía menciona que estará disponible en "las próximas semanas".