La influencia de Fortnite y, por extensión, el género battle royale en la industria del videojuego está siendo inconmensurable. Era de esperar, dada la presión de la comunidad y los inversores, que grandes franquicias como Call of Duty y Battlefield incorporaran sus particulares interpretaciones del género pero, sorprendentemente, incluso videojuegos del todo alejados a la obra de Epic Games buscan ofrecer una experiencia semejante.

Hablamos de League of Legends, el indiscutible rey de los esports, que anunció a principios de mes un nuevo modo bautizado como Bombardeo del Nexo. Y es que, no podía ser de otro modo, un género tan complejo como los MOBA y un juego que tanto ha crecido en contenido como League of Legends traen consigo una gran barrera de entrada para los jugadores neófitos con lo que, llegado un momento, parece lógico ver cómo el tamaño de la comunidad va en descenso o sufre un periodo de estancamiento. La respuesta a esa bajada en la popularidad (que ya quisieran para sí la mayoría de videojuegos, por otro lado) parece llegar de la mano de nuevas modalidades, aptas para todos.

Introducido por primera vez en el parche 8.15 del videojuego, Bombardeo al Nexo ya está disponible con la actualización 8.16 que ha llegado hoy. Pero, ¿cómo se juega? El modo sigue manteniendo la estructura de dos equipos de cinco miembros pero, apuntando a partidas de diez o quince minutos, reduce notablemente el tamaño del mapeado y las tres líneas clásicas se reducen a dos. De esta forma, dos junglas tendrán que centrarse en acabar con los campamentos enemigos y defender los propios y los tres campeones restantes deberán acabar con súbditos y enemigos.

El nuevo modo intenta ser más accesible mediante distintas mecánicas: no será necesario ejecutar a los súbditos para conseguir oro y, si estás cerca del mismo cuando caiga, te llevarás once monedas; por otro lado, el modo permitirá rendirse a los ocho minutos en partidas aparentemente imposibles y, al sobrepasar los 18 minutos, se entrará en una fase de muerte súbita en la que ambos equipos deberán combatir para eliminar un minion gigante.

Pero el quid del modo reside en los eventos: en cada partida veremos como dos o tres momentos únicos que podrán desequilibrar el desenlace. Algunos de ellos, bautizados como El rey de la colina o Batalla de bolas de nieve, forman parte de lo que venimos viendo durante años en League of Legends pero otros, volviendo al principio, pueden recordar directamente a los battle royale actuales, introduciendo una cúpula que va menguando y reuniendo a todos los jugadores en una zona realmente pequeña. Son muchas las mecánicas e ideas en pos de combates mucho más intensos y movidos.

Fortnite hace más dinero que cualquier otro videojuego gratuito

Desde Riot Games son conscientes de los problemas para atraer y retener jugadores en una experiencia tan hardcore y afirman "querer encontrar y ofrecer las distintas experiencias que los jugadores buscan en League of Legends". Son conscientes de que "nunca han intentado cumplir las expectativas de todos en la Grieta del Invocador" y pretenden que eso cambie. De esta forma, igual que hace Fortnite con sus modos temporales, desde Riot pretenden incluir distintas modalidades y, dependiendo de su éxito y acogida, podrían llegar a ser permanentes.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.