Uno de los problemas que persiste en las tiendas de aplicaciones móviles es la gran cantidad de juegos clones, mismos que son publicados diariamente sin que exista un control más estricto que les ponga un alto. Google ha dado el primer paso para evitar que este tipo de aplicaciones sean confundidas con sus obras originales.

A partir de ahora, cada vez que se busque un juego popular que no se encuentra disponible en la tienda de apps, Google Play mostrará un mensaje inferior para advertir que el videojuego no está presente en la plataforma, incluyendo también el nombre del desarrollador propietario. Lo puedes observar en la imagen inferior:

No es la única medida que fue implementada. Aún más estricto, Google ha dejado de mostrar todas esas aplicaciones en los resultados de búsqueda. Juegos clones, apps de trucos y consejos, todas ellas están siendo removidas de las búsquedas, pero conservando su presencia en la tienda.

Seguramente para algunas personas este tipo de medidas no sean necesarias, ¿pero qué ocurre con los usuarios menos informados que desean obtener un juego y terminan descargando una aplicación completamente diferente? Fortnite es el mejor ejemplo en la actualidad. El título de Epic Games no se encuentra disponible en Google Play (ni se encontrará).

Lo anterior ha generado un gran número de descargas en las apps que pretenden sacar provecho de la ausencia de esos juegos populares. Estas medidas seguramente tendrán un impacto positivo para todos los usuarios, y muy negativo para los responsables de esas aplicaciones.

Recordemos que Fortnite no llegará a Google Play, sus responsables decidieron lanzar su propio instalador para obtener mayores ingresos del juego más popular del momento. Son los dispositivos Samsung los que ya pueden acceder a la fase beta.