En la reciente comparativa de cámaras de los mejores smartphones de gama media, llegamos a la conclusión de que el Xiaomi Mi A2 resultaba ganador, seguido de cerca, y superado en algún caso, por uno de sus hermanos menores, el Xiaomi Redmi Note 5. También observamos que la distancia de ambos terminales con otros que en lanzamiento superaban su precio por más del doble llegaba a ser sideral, hecho que achacamos al demérito del resto.

Aprovechando la realización de la comparativa, aprovechamos para ver qué tal se comparaban esos terminales gama media contra un gama alta de 2017 y "mejor cámara global" de 2018, pese a los lanzamientos nuevos, el Google Pixel 2 XL. Parece descabellado pensar que esa comparativa pueda tener lugar, cuando en el precio de lanzamiento del Google Pixel 2 XL caben 3,8 Xiaomis Mi A2, y cuando el terminal de Google cuenta con unos algoritmos de procesado y medición que vencen incluso a terminales de su rango.

Y sin embargo, la excelente cámara del Xiaomi Mi A2 nos ha demostrado que, en situaciones muy puntuales y que quizá intentas de nuevo y no hay suerte, puede igualar e incluso superar a la bestia fotográfica del alabado HDR+. Es algo que recuerda a cuando el Motorola Moto E de primera generación superaba en tareas muy concretas al Samsung Galaxy S5, con la diferencia de que Samsung pasaba por muy mal momento con Touchwiz, pese a estar ya en pleno proceso de aligeramiento, frente a una Google que desde el Pixel de primera generación se muestra imbatible en cámara.

Todas las imágenes pueden verse en su resolución original en este álbum.

Baja luz en interiores

El Google Pixel 2 XL monta un buen sensor, pero tras muchos disparos con él, se aprende que sus resultados son brillantes por software y filosofía permisiva de Google con el ruido. El problema es que ese software puede actuar en exceso o todo lo contrario, y cuando ocurre, y flaquea, se le puede ganar con un conjunto mucho peor. Es lo que hace el Xiaomi Mi A2 en la foto del muñeco en baja luz en la que ya saliera victorioso contra otros siete terminales.

Xiaomi Mi A2

Google Pixel 2 XL

Como vemos en la imagen, el Google Pixel 2 XL logra obtener colores algo más saturados y más luz, pero ofrece un procesado poco natural y que incluso elimina detalle en las sombras, punto donde en el Xiaomi Mi A2 es igual de visible. Dado que el resultado no parecía del todo nítido en el Pixel 2 XL, sobre todo en zonas como los zapatos y las tiras que cuelgan, enfocamos manualmente sobre el muñeco, pero el resultado sigue siendo mucho más difuso que en el Xiaomi. Además, el ruido generado es claramente más artificial, fruto del software de Google, que simplemente el que Xiaomi deja. Al tomar la foto, con todo en automático y HDR+ normal, apenas se veía nada (la escena es muy oscura), y es en postprocesado donde el Pixel 2 XL arregla mucho de lo que no consigue por lente y sensor.

Rango dinámico en atardecer

Volvemos a una de las escenas que más costó a los terminales de la comparativa de gama media, y el Google Pixel 2 XL, sorprendentemente, no es más que el Xiaomi Mi A2 en ese sentido. La exposición de altas luces (techo de los coches, acera, etc) es algo mejor, pero el detalle que se pierde en las sombras es descomunal al lado del Xiaomi, donde se observa todo con cierta claridad.

Con el color ocurre lo mismo. La cámara del Google Pixel 2 XL y su HDR+ no logran captar la tonalidad real del edificio ni de la vegetación, lo que deja muchas dudas sobre el rey del rango dinámico. El procesado del Pixel 2 XL me parece que deja una imagen más natural que la de la nitidez artifical del Mi A2, pero lo cierto es que la cantidad de ruido del flagship de Google es demasiado alta, sin que la nitidez sea más alta que en el gama media.

Hay que repetir que se trata únicamente de una escena, y que la cámara del Google Pixel 2 XL ofrece un rendimiento y una experiencia mucho mejor, pero si no ha logrado vencer al Mi A2 en ella, hay noticia.

Xiaomi Mi A2

Google Pixel 2 XL

Retrato

Click sobre la imagen para ver en alta resolución.

Volvemos a la composición del retrato con una mesa en un parque, sobre la que están dos coches situados a distintas distancias y un peluche de Pluto en la parte más cercana a la cámara. La idea era medir, con un encuadre similar al resto de terminales, la medición del recorte, el efecto de desenfoque aplicado, la distancia focal práctica de cada uno y, por supuesto, la reproducción de color y el rango dinámico.

En casi todo lo mencionado, el Google Pixel 2 XL y su única cámara trasera se han comportado de forma bastante mediocre en esta escena. Tras hacer cinco capturas y ver que la cosa no mejoraba, llegué a la conclusión de que cuando el fantástico modo retrato del Pixel 2 XL se atasca, deja de funcionar correctamente. Toda la parte derecha de la foto está mal desenfocada, tanto desde el pico de la mesa como por la zona del suelo. Puede extrañar el mal resultado, pero consultando a otros usuarios de modo retrato en Pixel la respuesta es unánime: con ciertas escenas, de forma aleatoria, el retrato deja zonas importantes y no complicadas sin efecto de profundidad.

Estos problemas también son perceptibles en las zonas resaltadas de la izquierda de la mesa y en la nariz de Pluto, que no se recorta nada bien. También es malo el efecto de la cabeza, donde el Pixel no sabe qué enfocar y qué no, con lo cual se hace un lío y se aleja mucho de la realidad.

En la review de Verge, ya vimos que el Pixel 2 XL falla inexplicablemente en zonas fáciles en el modo retrato

La exposición, eso sí, es muy buena, y frente al Mi A2, no hay quemados. El color, que tampoco es cosa menor, también es superior en el teléfono de Google. Ambos aspectos no son suficientes para compensar el resto de la imagen, en la que el Xiaomi sale claro vencedor con la alegría.

Xiaomi Mi A2

Google Pixel 2 XL

Conclusiones

La cámara del Google Pixel 2 XL es muy superior a la del Xiaomi Mi A2. Dudar eso no tiene sentido a día de hoy, tras todo lo que el flagship lleva demostrando desde octubre de 2017. Sin embargo, la alta dependencia que tiene de software le lleva a una inconsistencia que puede llegar a pagar contra una cámara robusta como la del Mi A2.

Que el retrato es algo que falla más de lo que debería en el Pixel 2 XL y su única cámara es un hecho, hecho agravado por su carencia de efecto de desenfoque en directo antes de disparar. Sin embargo, lo peor para Google es el rendimiento que su terminal ofrece allá donde los medios y usuarios llevan mucho tiempo afirmando que no tiene rival (salvo el P20 Pro de noche con peor procesado): el rango dinámico.