Avengers: Infinity War ha tenido tal impacto entre el público y la taquilla porque el final no es igual a la gran inmensidad de películas de superhéroes que se han estrenado en años anteriores. Es, probablemente, El imperio contraataca de nuestra generación, uno de los momentos más desoladores del cine de ciencia ficción.

La película está llena de escenas épicas pero muchas tristes también, a medida que varios de los personajes más queridos del Universo Cinematográfico de Marvel sufrían el peor desenlace posible. Pero había una escena, un momento clave en Infinity War que sería mucho más desgarrador de lo que terminamos viendo en el el corte final que llegó a los cines.

Lo ha revelado Dan DeLeeuw de Digital Domain, una de las compañías encargadas de efectos visuales de la película, en entrevista para Slashfilm. En la escena del planeta Vormir, lugar donde se encontraba la Gema del Alma, se pretendía mostrar a Thanos caminando por un rio de sangre, en forma de metáfora de sus futuras víctimas tras el chasquido, pero al final se decidió otro camino menos filosófico y optaron por ofrecer más contexto al espectador: el archienemigo de Los Vengadores junto a Gamora cuando era pequeña.

Avengers: Infinity War es dirigida por los hermanos Russo, guionizada por Christopher Markus y Stephen McFeely. Cuenta con un gran reparto que junta los diez años del Universo Cinematográfico de Marvel, entre los que están: Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, Benedict Cumberbatch, Chris Evans, Mark Ruffalo, Scarlett Johansson, Chris Pratt, Tom Holland, Josh Brolin, Elizabeth Olsen, Chadwick Boseman, Pom Klementieff, Terry Notary, Dave Bautista, Karen Gillan, Tessa Thompson, Zoe Saldana, Gwyneth Paltrow, Tom Hiddleston, Cobie Smulders, Paul Bettany, Sebastian Stan, Peter Dinklage, Samuel L. Jackson, Benicio del Toro, Danai Gurira, Benedict Wong, Anthony Mackie, Don Cheadle, Idris Elba, Vin Diesel, Bradley Cooper, William Hurt, entre otros.