¡Cuánto daño hicieron las Google Glass! Además de extrañas, con una cámara apuntando a la cara de otras personas, eran feas. Afectaron de forma negativa a tal punto que la idea de un accesorio que de realidad aumentada parecía una mala idea. Pasan los años y poco ha cambiado. Las Magic Leap One y su extraño como aparatoso diseño tampoco ayudan.

En ese sentido Apple parece estar decidida a que, si llega a lanzar sus propias gafas de realidad aumentada, sean realmente bonitas y con estilo, parte importante para lograrlo es que los componentes sean lo suficientemente pequeños y "normales" posibles.

Según un reporte de Reuters la compañía ha comprado Akonia Holographics una startup dedicada a hacer lunas (o cristales) para gafas de realidad aumentada muy delgados "capaces de mostrar imágenes a todo color en un amplio espectro visual". Además de la tecnología, la startup es apetecible pos sus más de 200 patentes relacionado a sistemas holográficos.

Se desconoce la fecha de compra o la cantidad de la transacción, pero de acuerdo al reporte de Reuters, las actividades de Akonia han sido bastante discretas durante los últimos seis meses, por lo que la adquisición pudo haber ocurrido a inicios de 2018. Este es le modo habitual de compra de compañías de Apple: sumamente discreto.

Un reporte publicado semanas atrás por Cnet asegura que Apple está trabajando en sus propias gafas de realidad aumentada para ser lanzadas a la venta en 2020. El nombre interno del proyecto, supuestamente, es T288.