Starbucks planea eliminar las pajitas (también conocido como "popote", "pitillo" o "sorbete" en diferentes países latinoamericanos) de todas las bebidas que vende. El cambio se hará de forma gradual y espera que en 2020 se haya realizado en todos los establecimientos alrededor del mundo.

El cambio implica la eliminación de más de mil millones de pajitas al año, uno de los elementos más comunes de contaminación de plástico en los océanos.

Para lograrlo, se hará una transición de la tapa tradicional a un diseño con borde que sobresale por un lado. Las bebidas como los frappuchinos seguirán siendo servidas con pajiyas, pero fabricadas con papel o plástico biodegradable.

Las primeras ciudades donde se hará el programa piloto con estas nuevas tapas y la eliminación completa de las pajitas de plástico tradicionales será en Vancouver y Seattle.

De acuerdo a la compañía, aunque las tapas siguen siendo de plástico, están fabricadas con polipropileno áltamente reciclable. Aseguran que el cambio viene de la retroalimentación hecha por clientes y socios, aunque probablemente se trate de presiones por parte de gobiernos que empiezan a prohibir la fabricación o venta de pajitas.

Nos guste o no, Starbucks, al ser una de las cadenas de venta de bebidas más grandes y con mayor presencia del mundo, tiene una influencia inmensa en la producción de plástico, por lo que este cambio tendrá un impacto directo e indirecto significativo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.