Actualizado jueves 19, 14:30. La alegría dura poco en algunos sitios. Hace unas horas, el mundo conocía la ronda de financiación millonaria de Glovo, 115 millones de varios fondos nacionales e internacionales, situándola en una de las operaciones más rentables en lo que va de año (y muy probablemente de lo que resta del mismo). En menos de 24 horas, la situación para la tecnológica española, podría cambiar drásticamente.

https://hipertextual.com/2018/07/mas-dinero-glovo-115-millones-euros-crecer-europa-asia

Hoy mismo, la Intersindical Alternativa de Cataluña(IAC), en conjunto con un gran número de riders de la región, presentará una demanda ante la Inspección de Trabajo. IAC, encargada de la defensa de diferentes sectores precarizados, ha tomado especial partido en lo que a las manifestaciones del gremio de los riders se refiere. Detrás de todo el proceso contra Deliveroo, junto a RidersxDerechos, la iniciativa del colectivo es llevar el futuro de los repartidores de Glovo, y por extensión a la compañía, por el mismo camino.

Mireia Herrero, secretaria de la IAC, apunta que la organización ya ha tenido varias reuniones al respecto de la situación de Glovo con Trabajo. El paso anunciado hoy supone una formalidad para comenzar con los trámites y las investigaciones a la tecnológica de Barcelona y presente en varias regiones de España. Con más de 3.000 riders de Glovo en Barcelona, apunta, no puede definir con exactitud el número de quejas de trabajadores de esta compañía que han recibido. Aún así, todas ellas están adjuntas en el dossier presentado a Trabajo como pruebas de la precarización laboral que, asumen, existe en Glovo. Se abre ahora un proceso de análisis que, explica, seguirá el mismo curso que la experiencia con Deliveroo.

Gestionado de manera regional, igualmente han hecho un llamamiento a los riders de diferentes zonas para llevar a cabo una acción en común. Entienden que, pese a las diferencias con Deliveroo en algunos puntos respecto a su relación con los repartidores, se han sucedido despidos y se ha gestionado una flota de riders bajo la fórmula de falso autónomo con lo que ello supone para la seguridad laboral y física de los trabajadores. Apuntan directamente a un nivel político, entendiendo que, al no dar de alta a estos trabajadores bajo el régimen general de la seguridad social, supone una grave afrenta contra el sistema público de pensiones. La organización confirma que "no se han puesto en contacto con Glovo; entienden que es una desfachatez su comportamiento, teniendo en cuenta lo que ha pasado con Deliveroo, por lo que no merece la pena tomar esa iniciativa".

Después de Deliveroo, qué se puede esperar

Mireia entiende que, si a estas alturas, Glovo no ha hecho ninguna modificación respecto a su relación laboral con los repartidores, es de esperar que no haya novedades próximamente. En cualquier caso, habría pocas opciones para la tecnológica:

"A nivel retroactivo, la única opción que tienen es contratar a sus empleados y esto no lo van a hacer porque no pueden asumir el coste".

Desde esta perspectiva, IAC no entiende la pasividad de la tecnológica con sede en Barcelona. Deliveroo, primera compañía en ponerse en píe de guerra por el asunto de los riders ya cuenta con varias sentencias en contra. Al igual que sucediese con la compañía británica, Glovo se mantiene firme en su posición:

"Estamos muy lejos del modelo ideal para nosotros. Las plataformas digitales reclamamos una flexibilización de la figura del autónomo. Es fundamental hacerlo y además quitar burocracia... hoy no hay un punto medio entre ser trabajador por cuenta ajena o autónomo. Existe una coincidencia generalizada en que con el marco legal actual la relación de los profesionales que trabajan con, para o a través de estas nuevas plataformas digitales solo puede abordarse desde el Estatuto de los Trabajadores, la ley de autónomos o la regulación de los TRADE, los denominados trabajadores autónomos económicamente dependientes porque asocian más del 75% de su actividad a una misma empresa".

Esta situación dista un poco de la realidad. En los textos contra Deliveroo se ha considerado que los repartidores estaban bajo un régimen de falso autónomo, obligando a la compañía a formalizar los contratos. De hecho, algunos empleados se han visto dados de alta con carácter retroactivo en la Seguridad Social como forma de intentar sortear el golpe legal. Por otro lado, el juez de Barcelona indicó que el formato de contrato TRADE tampoco era un mecanismo válido para los riders.

https://hipertextual.com/2018/07/deliveroo-modelo-trade

Economías como la de Italia, la propia Ministra de Empleo en España Magdalena Valerio e, incluso, la Unión Europea, ya han levantado sus voces en contra de cierto tipo de nuevas modalidades de empleo.