Google ha anunciado la construcción de su primer cable submarino privado transatlántico. Este atravesará el Océano Atlántico Norte desde Virginia Beach en los Estados Unidos a la costa de Francia y terminará de conectar hasta la Bélgica. El gigante tecnológico espera que esté listo para finales del 2020.

El cable de fibra óptica ha sido bautizado Dunant en honor a Henri Dunant, quien fundó la Cruz Roja y fue el primer ganador del Premio Nobel de la Paz. El nombre sigue en orden alfabético al tercer cable submarino privado de Google, que ha sido llamado Curie en honor a la renombrada científica Marie Curie y va desde Los Ángeles hasta Chile.

Dunant será el cuarto cable submarino privado de Google y también el más extenso que la empresa se ha propuesto hacer por cuenta propia. En comparación, Curie tiene una longitud de aproximadamente 10.000 kilómetros. Según las estimaciones de Google, a través del nuevo cable transitará hasta el 25% del tráfico de internet mundial.

Google

"Comenzamos con dos proyectos privados de cable que recorren distancias relativamente cortas. Estos fueron nuestros cables Alpha y Beta (un guiño a cómo nombramos lanzamientos de software), y su éxito nos llevó a construir tanto Curie como Dunant en forma privada. Hemos trabajado con consorcios en otros cables nuevos, incluidos Havfrue, HK-G y JGA-S, y continuaremos invirtiendo en cables de consorcio en el futuro", explicó Google a través de un post publicado este martes en el blog de la empresa, y añadió:

Dunant agrega capacidad de red a través del Atlántico, complementando una de las rutas más concurridas en internet y apoyando el crecimiento de Google Cloud. Estamos trabajando con TE SubCom para diseñar, fabricar y tender el cable para Dunant, que proporcionará conexiones en la nube bien aprovisionadas, de gran ancho de banda, baja latencia y alta seguridad entre los Estados Unidos y Europa.

De los cables de consorcio mencionados, Havfrue conecta los Estados Unidos con Dinamarca e Irlanda, mientras que el sistema de cable Hong Kong-Guam (HK-G) interconecta los principales centros de comunicación submarinos en Asia.

En los tres últimos años, el gigante tecnológico ha estado invirtiendo cerca de 30 mil millones de dólares en estos cables de consorcios. Con ellos, ha fortalecido su red tanto en el Atlántico como en el Pacífico. Hasta ahora, cuenta con 13 cables submarinos, 125 puntos de presencia y más de 7500 nodos.

Google