Si hay un apartado que haya crecido de manera exponencial en internet con el paso de los años, ese es el e-commerce. Las compras online cuentan con un protagonismo cada vez mayor en la sociedad debido a la conveniencia de las mismas para adquirir toda suerte de productos, algo que se está reflejando en las cifras anuales de ventas por esta vía.

Un nuevo informe revela que el pasado año fueron 534.000 millones de euros los generados a través de las transacciones entre negocios y clientes derivadas del comercio electrónico en Europa, una cifra que supone un aumento del 11 % respecto al año anterior. Un aumento significativo que pone en relevancia la gran importancia de las ventas realizadas por el canal online, un apartado donde tanto empresas grandes como pequeñas ponen ya buena parte de su atención.

Como es natural, las perspectivas al respecto auguran un crecimiento continuo de cara al año próximo, reafirmando el valor del e-commerce para el usuario final. Si este año fue del 11 %, los datos que ya se han recogido en lo que va año estiman un crecimiento anual del 13 % para 2018, lo cual llevaría al comercio electrónico en suelo europeo a los 602.000 millones de euros.

No en todas las zonas se compra igual

Si bien el crecimiento se experimenta a lo largo de todos los países de la zona, Europa Occidental sigue siendo el área responsable de la gran parte del total de las compras por internet, representado el 68 % del total. En este sentido, dos de los tres países que representan una mayor parte en las transacciones se encuentran en este grupo, formado por Reino Unido, Francia y Alemania con 178.000, 93.200 y 93.000 millones de euros, respectivamente.

Así mismo, no existe una dominancia clara de un centro de ventas en particular en todo el territorio, siendo los más populares Aliexpress, eBay y Amazon, repartiéndose la popularidad por zonas. Mientras que Amazon predomina de manera clara en España, Italia, Francia o Alemania, entre otros, eBay lo hace en Portugal, Reino Unido, Noruega o Suecia. Aliexpress, por su parte, tiene como grueso de sus ventas a países como Rusia, Polonia, Ucrania o República Checa.