Aunque Xiaomi parece estar convirtiéndose en la Samsung de 2012, esa que lanzaba al mercado terminales a diestro y siniestro, sin mucho hueco ni sentido específico, por una parte, la compañía china demuestra con su creciente cuota de mercado que, por una parte funciona, y por otra, sus smartphones tienen una razón de ser. En ese sentido, nadie ataca mejor el nicho que los Xiaomi Mi Max, los gigantones con batería descomunal de gama media que causan sensación entre quien quiere algo de esas dimensiones. El recién filtrado Xiaomi Mi Max 3 Pro lleva todo lo que habíamos visto a una nueva dimensión.

Hasta ahora, en esta familia los procesadores estaban siendo de gama media-media, sin distinción de otros muchos terminales, pero el Xiaomi Mi Max 3 Pro acogerá el brillante Snapdragon 710, ya presente en el Mi 8 SE y que mejora los espectaculares resultados del Snapdragon 660 del Xiaomi Mi 6X y futuro Mi A2. En RAM tampoco se queda atrás, con 6 GB, que llegarán acompañados de 128 GB de almacenamiento interno.

La captura filtrada en Weibo.

Si de por sí es un procesador eficiente y que puede llevar los terminales a durar mucho, la batería de 5400 mAh que traerá lo convertirá en otro, si no el mejor, de esos terminales que soportan dos jornadas integrísimas de uso en cualquier contexto, datos o Wi-Fi, interiores oscuros o exteriores soleados con brillo máximo.

https://hipertextual.com/2018/05/qualcomm-snapdragon-710

Siguiendo la tendencia de emplear pantallas más alargadas y sin marcos, el Xiaomi Max 3 Pro llegará con un panel 18:9 sin notch de 6,9", un tamaño que hace algunos años llamábamos tablet. Puede sonar descabellado, pero si Xiaomi hace como con el resto de terminales, el cuerpo estará más que capacitado para acoger esa pantalla sin crecer mucho.

Este Xiaomi Max 3 Pro se trataría de una variante de un Max 3 más comedido, con especificaciones más en la línea de la gama media que esperamos de ahora en adelante, Snapdragon 636 y 4 GB de RAM. En vez de empeorar el producto, esa elección de procesador podría incluso ayudar a alargar más la autonomía, pues está más optimizado para la autonomía, como el Snapdragon 625 lo estuvo frente al 652.