Google está a punto de encarar una nueva multa multimillonaria en la Unión Europea por Android, después que a finales del año pasado se confirmase que la Comisión Europea estaba preparando la multa, una conformación que llegaba tan solo seis meses después de que la compañía del buscado tuviese que hacer frente a la mayor multa de su historia en materia de antitrust derivadas de su servicio de shopping.

Ahora Reuters detalla que Google enfrentará una segunda multa antimonopolio en la UE en algún momento de mediados de julio por la cuestión derivada de Android, ya que según la Comisión, la posición dominante de Google con su sistema operativo móvil supone una forma de expulsar a la competencia potencial, tal como han confirmado a la agencia de noticias varias personas familiarizadas con el asunto.

Y es que según fuentes de Reuters, la multa de la Unión Europea tendría especial alcance, superando el récord de los 2.400 millones de euros que ya le cayó a la compañía por Shopping, todo con la intención de evitar que en el futuro puedan repetirse prácticas similares dentro de la Unión, tanto para la propia Google para nuevos actores del mercado.

Google ya se manifestó en 2016 sobre las cuestiones que suscitaba la Unión Europea contra sus prácticas, y por lo que apuntan algunas voces, la compañía tendría amplio margen de reducir la posible sanción, en tanto su sistema operativo es el más usado dentro del territorio comunitario, lo que demostraría que, en cierto sentido, no habría supuesto una barrera para la entrada de otros.