Tesla sigue buscando su forma de adelantarse a toda la industria del automóvil. Y es que parece que el anuncio de los 10.000 supercargadores repartidos por todo el mundo, que la convierte en la compañía con mayores puntos de recarga del globo, no ha sido suficiente. Si el futuro del automóvil es autónomo y eléctrico, Tesla quiere que también lo sea el presente, y eso pasa por dotar a su sistema Autopilot de mayores funcionalidades.

Sí, a día de hoy es el sistema de conducción autónoma adoptado de forma más o menos masiva que mayor nivel de autonomía ofrece a los conductores, pero parece que Tesla quiere más. Por ello, la compañía ha anunciado que la próxima actualización de su sistema de conducción autónoma llevará a los diversos modelos de la compañía que cuentan con este sistema a un nuevo nivel.

El Autopilot de Tesla es, oficialmente y a pesar de que su nombre da a entender otra cosa, un sistema de conducción semiautónoma que todavía está un par del peldaños por debajo de la autonomía total, por lo que parece que el foco de la próxima actualización de Tesla sea ir un paso más allá de las posibilidades que a día de hoy tiene el Autopilot.

Tal como ha anunciado Elon Musk, CEO de Tesla, la compañía lanzará próximamente la actualización 9.0 para sus coches que incluye, junto con algunas características y cambio en los sistemas del coche, la actualización al Autopilot 2.0. Esta versión es el salto más grande que el sistema de Tesla recibirá hasta un futuro próximo, en tanto que dará al sistema de conducción de Tesla mayores características de conducción autónoma.

El Autopilot 2.0 será, por fin, la versión de conducción totalmente autónoma de Testa:

Ahora habrá que ver si efectivamente, una vez actualizados los coches podrán ser totalmente autónomos, pero todavía quedará pendiente, tanto para Tesla como para los conductores, el asunto regulatorio, en mitad de la polémica sobre los accidentes de coches autónomos y los cambios que está estudiando la Unión Europea para el futuro del coche autónomo.