Apple ha anunciado hoy una de las novedades que llegarán con iOS 12 cuando este sea lanzado el próximo otoño. A partir de entonces, la nueva versión del sistema operativo de la compañía podrá compartir con los servicios de emergencia del número 911 la ubicación exacta de la persona que está realizando la llamada, lo cual permitirá reducir el tiempo de respuesta gracias a una información más detallada que en ocasiones el propio individuo no es capaz de proveer.

La cualidad llega como respuesta ante el hecho de que, aproximadamente, el 80 por ciento de las llamadas al 911 se realizan mediante teléfonos móviles, pero los actuales sistemas no permiten conseguir una localización exacta de manera rápida y precisa. El añadido al sistema operativo, del que no hubo mención alguna durante el pasado evento acontecido en el marco de la WWDC 2018, ha sido puesta en relevancia por Tim Cook, CEO de la tecnológica:

Las comunidades dependen de los centros 911 en una emergencia, y creemos que deberían tener la mejor tecnología disponible a su disposición. Cuando cada momento cuenta, estas herramientas ayudarán a los trabajadores a atender nuestros clientes cuando más lo necesitan.

Un sistema de comunicación que puede salvar vidas

Este añadido, que únicamente estará disponible con iOS 12 en Estados Unidos –por el momento, al menos–, supone un gran avance en materia de asistencia en situaciones críticas. Para asegurar su correcto funcionamiento hará uso tanto de la tecnología propietaria de Apple HELO como de la de RapidSOS, una empresa tecnológica que trabaja en este campo.

Además, Apple aprovecha para recordar el compromiso con la privacidad de los usuarios, que seguirá estando presente en estas situaciones. Desde la compañía afirman que "los datos del usuario no se podrán utilizar para ningún propósito que no sea de emergencia y solo el centro 911 que responda tendrá acceso a la ubicación del usuario durante una llamada de emergencia".