Los cinéfilos españoles estamos de enhorabuena en el día de hoy sin lugar a dudas: una nueva plataforma de vídeo bajo demanda ha llegado a nosotros, seguramente como otra constatación de lo equivocadísimos que estaban los que decían que nadie querría pagar por ver cine en streaming en este país, miembros de la industria cinematográfica incluidos, por mucho que personas más lúcidas se lo advirtieran: se trata de FilmStruck, el servicio de películas en VOD de Turner International y Warner Bros. Digital Networks que ya operaba en Estados Unidos desde hace dos años, que luego se expandió también a Francia y Reino Unido y que ahora está disponible para los espectadores de España.

Según han explicado en la presentación madrileña de la plataforma Aksel van der Wal y Guillermo Farré, vicepresidente ejecutivo de Negocios Digitales e Innovación Internacional y director de Marcas de Entretenimiento para nuestra zona en Turner respectivamente, FilmStruck se nutre del gran catálogo de filmes de la Warner los que ha conseguido agrupar la Criterion Collection, que abarcan tanto clásicos fundamentales de la historia del cine como películas contemporáneas, además de los que distribuyen en nuestro país compañías como Wanda, Caramel y A Contracorriente Films; una propuesta interesante para completar nuestra dinámica de visionado en VOD.

filmstruck
María Guerra, Guillermo Farré y Aksel van der Wal - LF Channel

“La idea es ofrecer una plataforma de streaming que sea un servicio de calidad, creada por amantes del cine para amantes del cine”, asegura Van der Wal. “Y que los aficionados puedan suscribirse a una colección de películas que sea diversa y ecléctica, con un acceso muy fácil desde ordenadores, tabletas, móviles o televisiones inteligentes, que además les permita tener mucha profundidad de contenidos y que descubran fácilmente obras independientes y clásicas”. Y añade con agudeza pero ni un atisbo de malicia en el tono: “Muchas veces, cuando estamos con los amigos, intentamos buscar algo que ver en Netflix y, después de veinte minutos, hay que dejarlo porque es muy difícil encontrar algo de calidad”.

Como director de contenidos del canal TCM que es desde 2012, Farré afirma que lo que están buscando con FilmStruck es proponernos “una selección con el mejor cine independiente, de culto y mainstream, películas icónicas que han tenido peso en la historia del cine y para la crítica o que han funcionado muy bien en festivales internacionales”; lo que imaginan como “un servicio hecho a medida para los grandes aficionados al cine, un público exigente”, en el que “la espina dorsal es Warner y Criterion” pero están llegando a “acuerdos locales para tener otro tipo de películas” y “apostar por el cine español”, que se integra en un tercio del catálogo correspondiente a Europa y Asia sobre todo. No es ninguna tomadura de pelo la diversidad a la que se refería Van der Wal, pues.

Por otro lado, dice Farré que en FilmStruck apostarán por incluir los extras que normalmente encontramos en las ediciones en DVD y Blu-ray de los filmes: “Vamos a tener extras en todas las películas de Criterion, e iremos alimentándolos en todo el servicio porque, para nosotros, es algo en lo que FilmStruck es único al fin: ves una película y tienes ganas de saber más, así que ponemos en bandeja a nuestros suscriptores todo este tipo de contenido”. Además, aspiran a brindarnos “un servicio global con un sabor local”: piensan en que “las películas no han recibido la misma crítica en todos los países ni han tenido el mismo recorrido comercial o han sido igual de relevantes”, en “cómo se vive la cinefilia, y cada país tiene sus particularidades”.

filmstruck

La suscripción mensual cuesta 5,99 euros, y por todo un año, 59,90, es decir, lo que supondría 4,99 euros al mes y 11,98 de ahorro comparándola con la primera modalidad, pero hay una prueba gratuita de dos semanas. Y Farré deja claro que ellos se quieren aplicarse “en el negocio de la calidad y no de la cantidad” porque intuyen que “ya nadie quiere paladas de películas”, sino una selección razonable y no abrumadora. “Nosotros partimos de los acuerdos con la Warner y con Criterion para conformar el catálogo actual e iremos creciendo con oportunidades que veamos buenas para los suscriptores”. Van der Wal afirma que “el soporte para Chromecast llegará en los próximos meses y la interacción con otras plataformas es algo que deben hablar con los socios”.

FilmStruck se estrena en España con unos 200 títulos en HD, doblaje y versión original subtitulada. Esta calidad de imagen es sólo el punto de partida, y la resolución 4K la contemplan en el horizonte, igual que la descarga para visionado offline. Por lo pronto, la plataforma está disponible en la web, en dispositivos iOS y Android y en Apple TV y Amazon Fire TV. Y aclara Farré: “Los servicios mainstream donde hay muchísimo contenido necesitan confiar en los algoritmos, pero en FilmsTruck lo que hacemos son recomendaciones editoriales; confiamos en la experiencia de la gente que hace la selección de las películas”. El toque o el factor humano; he ahí una buena diferencia en FilmStruck.