Una versión futura del Apple Watch dejará de tener botones con partes movibles, sino que simularán sus clics por medio de retroalimentación háptica, de la misma forma que funciona 3D Touch en la pantalla y de forma similar a los trackpads de las MacBook y MacBook Pro modernas.

El reporte viene por medio de Fast Company quienes citan a fuentes cercanas al desarrollo del smartwatch. El botón a un lado de la caja simplemente vibrará al presionarlo, simulando su movimiento, mientras que la corona seguirá rotando, pero al hace presión también usará el efecto háptico.

El movimiento a botones que no se mueven es habitual en Apple. En 2016 lo hicieron con el botón de inicio del iPhone 7 que fue reemplazado por uno que no tiene movimiento, sino que simula retroalimentación por medio de un motor háptico. Los beneficios radican en que, mientras menos partes movibles tiene un dispositivo, menos posibilidades de desgaste o daño externo.

Además de eso, al no haber botones que se mueven, el Apple Watch del futuro tendrá mucho mayor resistencia al agua. Por último al usar botones de estado sólido que no requieren mecanismos físicos para su movimiento, se libera espacio interior que podría ser usado para batería u otros componentes o sensores.

Así mismo, de acuerdo al reporte de Fast Company, Apple podría transformar algunos de estos nuevos botones en sensores biométricos capaces de recoger más datos vitales de quienes usen el smartwatch. Este cambio podría materializarse en 2019 o 2020. Cambios en el diseño del Apple Watch han sido mencionados en varios reportes y rumores. Ming-Chi Kuo de KGI, quien tiene una reputación impecable por su cercanía con las líneas de producción en Asia, también aseguró que en 2018 veremos modelos más grandes con nuevo diseño.