Más vale tarde que nunca. A partir de hoy, YouTube proporcionará información sobre los artistas, compositores, sellos discográficos y editores que hicieron la música que se escucha en los vídeos subidos a la plataforma, según han informado primero Engadget y luego The Verge.

Tanto en la versión de escritorio como en la aplicación, estos datos se mostrarán en una nueva sección en el cuadro de descripción, por lo que solamente hay que pinchar “Mostrar Más” para alcanzar a ver "Música en este vídeo". Adicionalmente, incluirá un enlace al vídeo oficial de la canción, así como al canal oficial del artista, si están disponibles.

La nueva sección de “Música en este video" estará disponible en más de 500 millones de vídeos, incluyendo canciones subidas directamente en los canales de los artistas y aquellos contenidos cargados por usuarios que tengan música grabada, como pueden ser tutoriales de belleza o vlogs.

¿Y cómo le hará para saber el autor de una canción? La plataforma escanea los vídeos contra una base de datos de archivos al momento en que son subidos y, si reconoce la canción, incluirá la información en la nueva sección.

La imagen a continuación es un ejemplo de La Havana de Camila Camello con la toda la información mencionada:

YouTube

Aunque es un paso importante, aún quedan miles de millones de vídeos sin el crédito adecuado. Así que para completar la nueva sección "Música en este vídeo", YouTube necesitará los datos de su tecnología Content ID o de una de sus asociaciones con sellos discográficos y editores.

Según Engadget, YouTube planea expandir "el alcance y la calidad de los datos para garantizar que todos los creadores sean acreditados de la manera más completa y precisa posible" a través de sus asociaciones industriales. Pero en el caso de los artistas que no forman parte de una firma discográfica o no tienen el uso de Content ID, tendrán que dirigirse a la persona que subió el vídeo para pedirle que incluya el crédito de su música.

De esta manera, la empresa propiedad de Google ha buscado dar solución a un problema que han enfrentado muchas plataformas de streaming. Debido a la falta de datos sobre los créditos de la música en línea, diversas asociaciones entre plataformas online, sellos discográficos, editoriales y sociedades de derechos de música han estado ayudando a cerrar estas brechas de información.

En 2016, YouTube llegó a un acuerdo con la National Music Publishers Association para pagar regalías a los compositores. Por su parte, Spotify añadió una nueva característica de créditos en el escritorio a principios de este año.