Telegram está teniendo problemas para hacer llegar las actualizaciones de la aplicación a sus usuarios de iOS a nivel mundial desde el pasado mes de abril, cuando Rusia comenzó a aplicar el bloqueo del servicio tras negarse este a conceder el acceso al Gobierno a los datos privados de los usuarios. Desde entonces, Apple parece haber tomado ciertas medidas que no están dejando que la aplicación de mensajería se actualice de manera periódica.

Así lo ha hecho saber el CEO del servicio, Pavel Durov, en un comunicado a través de su canal en la app, haciendo notar que todo ello deriva de la decisión que tomaron en favor de la privacidad de los usuarios rusos: "Desafortunadamente, Apple no ha estado de nuestro lado. Aunque Rusia representa solo el 7% de la base de usuarios de Telegram, Apple está restringiendo las actualizaciones para todos los usuarios de Telegram en todo el mundo desde mediados de abril".

¿En qué terminará esto?

Rusia solicitó en un primer momento que Apple retirase la aplicación del App Store para impedir su descarga y favorecer la situación de bloqueo, asunto del que no se volvió a tener noticia hasta ayer mismo tras un nuevo requerimiento que imponía a la compañía californiana un plazo de un mes para proceder a su retirada. Si Apple decidirá hacer caso o no a las peticiones del Gobierno ruso está aún por ver, pero la situación está indudablemente enrarecida.

Por si esto fuera poco, las restricciones a la hora de realizar cambios en su plataforma han impedido, según detalla Durov, que Telegram haya puesto todo en orden para llegar a tiempo a cumplir el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) que entró en vigor de manera obligatoria el pasado día 25 de mayo.

Como resultado, no hemos podido cumplir totalmente con GDPR para nuestros usuarios de la UE antes de la fecha límite del 25 de mayo de 2018. Continuamos nuestros esfuerzos para resolver la situación y os mantendremos informados.