Solo: A Star Wars Story cuenta la historia de Han Solo de joven, ofreciéndonos una mirada mucho más profunda detrás de uno de los personajes más míticos de una de las franquicias más éxitosa del cine. Con la salida de las primeras críticas, Rotten Tomatoes ya tiene una calificación agregada y podemos ver cómo se compara con las demás películas de la saga.

Afortunadamente Solo: A Star Wars Story queda por encima de dos de las precuelas dirigidas por George Lucas (Phantom Menace y Attack of the Clones) pero no es mejor que Rogue One o Return of the Sith con 85% y 79%, respectivamente. Con un 70% de calificación agregada, queda peligrosamente cerca del Episodio II que no fue una buena película, precisamente.

Solo fue una película particularmente complicada de grabar, con reemplazo de directores: Phil Lord y Chris Miller fueron despedidos y reemplazado por Ron Howard. De acuerdo a varios reportes y rumores desde el estudio, más del 70% del film tuvo que ser vuelta a grabar por el nuevo director. Los primeros querían, supuestamente, un tono similar al de Guardians of the Galaxy, mientras que Howard obtuvo algo más cercano a la trilogía original.

No es la primera vez que Disney tiene problemas con el director detrás de una de las entregas de Star Wars. Colin Trevorrow renunció como director del episodio IX, siendo reemplazado por J.J. Abrams quien ya dirigió The Force Awakens.

Solo: A Star Wars Story cuenta la historia de Han Solo de joven, cuando conoce a Chewbacca, a Lando Calrissian y obtiene el mítico Halcón Milenario.

Es protagonizada por Alden Ehrenreich, Donald Glover, Emilia Clarke, Joonas Suotamo, Thandie Newton, Phoebe Waller-Bridge, Paul Bettany y Woody Harrelson.