La carrera por la movilidad eléctrica no es exclusiva de los automóviles. En el ámbito del transporte aéreo también se realizan este tipo de esfuerzos para reducir el impacto climático del avión.

Siemens y Airbus han estado trabajando juntos en el desarrollo de sistemas de propulsión híbridos eléctricos para el sector de la aviación. A dos años de haber iniciado este proyecto en 2016, uno de los aviones pioneros que incorpora estas tecnologías es el CityAirbus.

A través de su sitio web, Siemens dio a conocer que las pruebas en tierra del prototipo diseñado para la movilidad aérea urbana ya han comenzado. Su primer vuelo está programado para finales de este año.

"El CityAirbus es un concepto de aeronave eléctrica multi-helicóptero para la movilidad urbana. Estamos utilizando el ave de hierro para probar todo el sistema de propulsión de extremo a extremo", explicó Martin Nüsseler, gerente de proyecto de Airbus.

El avión cuenta con ocho motores y sistemas de accionamiento eléctrico con una potencia máxima de 200 kW cada uno. Tienen una densidad de par de 30 Nm/kg, lo que Siemens asegura que es prácticamente un nuevo récord.

También incluye baterías, un sistema de distribución de energía y unidades de propulsión eléctrica que se operarán en un circuito de control cerrado a través del sistema autónomo de control de vuelo.

Además, la configuración de cuatro propulsores con ducto contribuye significativamente a la seguridad del sistema y garantiza un bajo nivel de ruido, asegura Frank Anton, el jefe de eAircraft en Siemens.

"La idea de mover el tráfico a la 'tercera dimensión', es decir, al aire, en cualquier caso puede beneficiarse del hecho de que los motores eléctricos son mucho más silenciosos y generan emisiones mucho más bajas que los motores convencionales", señala Anton.

De acuerdo con Nüsseler, en las pruebas están verificando el funcionamiento del sistema dinámico, como son los aspectos eléctricos, térmicos y mecánicos.

"Las unidades de accionamiento eléctrico de Siemens forman parte de esta configuración y están conectadas a máquinas de carga eléctrica que emulan las cargas reales de la hélice", indicó el gerente de proyecto de Airbus.

El avión puede transportar hasta cuatro pasajeros de manera segura y rápida a bajos costos de operación y sin emisiones locales. Pensado para las megaciudades congestionadas, alcanza una velocidad de hasta 120 km/h.

Los destinos típicos de esta nave serán aeropuertos, estaciones de tren o techos de rascacielos. Inicialmente volará con un piloto a bordo, pero también están planeando que pueda volar de forma autónoma.

"El CityAirbus tendrá que despegar y aterrizar verticalmente y ser capaz de maniobrar en todas las direcciones, y tampoco tiene alas para deslizarse. Esto significa que su elevación debe ser generada solo por el sistema de accionamiento. Su sistema de accionamiento, que consta de motores eléctricos con un alto par de torsión, es la solución ideal para eso", explicó el jefe de eAircraft en Siemens.

Por su parte, Marius Bebesel, jefe del programa Airbus Helicopters CityAirbus, adelantó que planean integrar físicamente el sistema de propulsión a mediados de este año. También compartió que podría convertirse en un producto comercial para 2025, dependiendo del progreso de la aceptación pública, la infraestructura y las reglamentaciones establecidas para el tráfico aéreo urbano.

"Esperamos que las pruebas en nuestro demostrador volador puedan respaldar nuestra solicitud de certificación de tipo y también que despierten el entusiasmo del público por este concepto", concluyó Anton.