De entre la plétora de late nights de la parrilla televisiva estadounidense, John Oliver destaca por su interés en la actualidad, hablando tanto de política y economía como de deportes o música, siempre mezclando veracidad y profusión con la sátira y el humor. En Last Week Tonight with John Oliver, su programa en la HBO, ha decido abordar esta semana el estado actual de Venezuela y los distintos problemas que están sufriendo sus habitantes.

Oliver comienza su discurso declarando que "las últimas veces que Venezuela ha salido en las noticias ha sido, siempre, por motivos terribles". Así, centrándose en el lado económico, cita el "épico descontrol" en el que está sumida una nación que, con 31 millones de habitantes, ve cómo éstos recurren a "formas de protesta creativas" como la que, extendida en redes sociales, anima a los manifestantes a "lanzar bolsas y recipientes rellenados con heces humanas".

Las políticas de Hugo Chavez relacionadas con las reservas de petróleo, una de las mayores del mundo, derivaron en que Nicolás Maduro, sucesor en el poder tras la muerte del primero, tomara decisiones que han llevado al país a sufrir un absurdo estado de inflación que imposibilita la vida a muchos venezolanos. Por si fuera poco, Oliver destaca que Maduro se ha negado en redondo a recibir donaciones de medicinas, alimentos o ayuda humanitaria pese a la paupérrima situación del país. Por si fuera poco, la creación de una criptodivisa propia no hizo más que avivar el fuego.

La vida en Venezuela, contada desde Venezuela

El toque de humor de la disertación lo aporta Wilmer Valderrama, actor venezolano que hemos podido ver en The 70s Show, que ataviado con un disfraz de pájaro verde se dirigió al gobernante: "Maduro, el mundo entero puede ver tu desastrosa gestión. Incluso presentadores de televisión americanos como el idiota de John Oliver", devolviéndole una puya inicial al conductor del show. "Relaja tus dejes de dictador" llegó a espetar Valderrama.