Corría el año 2013 cuando la NASA envió su última misión a Marte. Se trataba de MAVEN, una sonda destinada a estudiar la atmósfera del planeta rojo, la ionosfera y las interacciones con el viento solar. Desde entonces la agencia espacial norteamericana había estado trabajando en nuevos proyectos y hoy ha llegado el día de emprender un nuevo viaje con dirección a Marte.

Si todo sale según lo previsto, la misión InSight despegará hoy desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg, situada en California (Estados Unidos), a partir de las 7:05 h EDT (13:05 h CEST). Lo hará a bordo de un cohete Atlas V-401, propiedad de United Launch Alliance, donde también viajará el experimento Mars Cube One (MarCO).

Será la primera vez que la NASA envíe al espacio una sonda interplanetaria desde la costa oeste de Estados Unidos. El lanzamiento de InSight podrá seguirse a través del canal oficial en YouTube del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la agencia, encargado del robot geofísico. En esta misión también colaboran científicos de otros países, entre ellos España. El madrileño Centro de Astrobiología proporciona los sensores de viento y temperatura que porta.

Tras el despegue, InSight recorrerá casi 500 millones de kilómetros hasta alcanzar su objetivo. Está previsto que el robot geofísico, encargado de explorar por primera vez el interior profundo de Marte, llegue al planeta rojo el 26 de noviembre de 2018. Será entonces cuando comenzará sus operaciones, permaneciendo en activo durante 720 días, hasta noviembre de 2020.

El robot se encargará de medir las constantes vitales del planeta rojo: su pulso o sismología, su temperatura o flujo de calor y sus reflejos. InSight tratará de determinar la existencia de sismos en Marte, comprender cómo se formaron sus volcanes o calcular la tasa de meteoritos que impactan contra este mundo vecino. Los científicos del proyecto, considerado como una de las misiones espaciales de 2018 más destacadas, esperan que su trabajo nos permita entender un poco mejor el origen y la evolución de los planetas rocosos del sistema solar, incluida la Tierra.