Wallapop, Glovo o CornerJob son solo algunos de los ejemplos que han pasado por la factoría de startups de Antai Venture Builder. De un estilo que puede recordar al internacional Rocket Internet, propietario de algunos de los proyectos más grandes a nivel europeo, la realidad es que la versión española del fabricante de tecnológicas ha ido teniendo unos resultados nada desdeñables. Quizá no en cifras financieras, pero sí en grandes compañías, Antai colecciona éxitos. Detrás de Antai, dos de los gigantes del emprendimiento en España: Miguel Vicente y Gerard Olivé. Empresarios conocidos, precisamente, por esas tres compañías en su papel de co-fundadores.

Ahora, Antai se lanza a una nueva empresa con un millón de euros por delante. Elma Care es la nueva propuesta que, junto a Albert Madagarriga y Miguel Ángel Antón, del equipo de Antai. ¿Con poco o nada de Wallapop? "Todos tenemos proyectos previos, con experiencia de emprendedores. Es nuestra mayor potencia de conocimiento y nuestra ventaja, pero no hay nada de Wallapop en Elma", explica Miguel Vicente. Aunque, en términos generales, Wallapop se centra en el sector de los clasificados, mientras que Elma Care en el de la teleasistencia médica. Dos modelos de negocio complemente diferentes de dos sectores muy dispares. En este contexto asumen que "el mundo de la medicina es muy diferente para el resto, para lo cual se han rodeado de asesores especializados, explica Miguel Ángel Antón.

El negocio de la salud

El objetivo de Elma Care es ofrecer asistencia sanitaria telemática en un intento de digitalizar la asistencia sanitaria. Según las cifras de los fundadores, el 70% de las visitas médicas no requieren prueba o presencia física, se pueden atender perfectamente desde remoto, por lo que "meterle una capa tecnológica a la sanidad y a la salud es algo necesario", explica Miguel Ángel a Hipertextual. El reto, ahora mismo, es convencer a los usuarios de las bondades de acudir al médico vía online, una actividad altamente arraigada en las costumbres sociales. Un proyecto que ve la luz después de un año de trabajo en la creación de la parte técnica, creación de inteligencia artificial o generación de los diferentes chatbots.

De momento dirigido para empresas en una primera etapa, pasar más tarde a los usuarios directos, Elma Care no es la única que compite en el sector. Doctor24 sería otro de los players del mercado. La diferencia pasa por el modelo de relación con los propios médicos: Elma Care cuenta con la línea de médicos en su propia plantilla, con previsión de aumentar a 50 o 100 en los próximos meses para cubrir la necesidad de todas las especialidades que no requieren visita médica. Ante la pregunta de cómo resolverán la escalabilidad en el momento de alcanzar una saturación del servicio apuntan a esperar a cómo evoluciona el proyecto. Indican además, a una previsión de entrar en contacto con más compañías para ofrecer su actividad por solo 5,90 euros al mes. Con 50 empresas actuales, aseguran que "no quieren competir con la Seguridad Social ni con las empresas de seguros tradicionales".