Parece que al fin hay respuesta para una de las preguntas del millón, o más bien de cinco millones, ¿cuánto le ha costado Julian Assange a Ecuador?

Desde que el fundador de WikiLeaks tomó asilo en la embajada de Ecuador en Londres el 19 de junio de 2012, el Gobierno ecuatoriano ha gastado al menos 5 millones de dólares en inteligencia secreta para proteger a "uno de los fugitivos de más alto perfil del mundo", de acuerdo con documentos vistos por The Guardian.

Ese dinero habría sido usado para pagar a una empresa de seguridad internacional, así como a agentes encubiertos y cámaras de seguridad, para monitorear a sus visitantes, el personal de la embajada y a la policía británica. Entre las visitas de Julian Assange se incluye a Nigel Farage, miembros de grupos nacionalistas europeos, individuos vinculados al Kremlin y otras personas como hackers, activistas, abogados y periodistas.

"Operación Invitado"

El programa de inteligencia denominado "Operación Invitado", después dado a conocer como "Operación Hotel", ha costado en promedio al menos 66.000 dólares al mes para pagar seguridad, recopilación de inteligencia y contrainteligencia. De junio de 2012 a finales de agosto de 2013, la operación le costó a Ecuador 972.889 dólares, según documentos pertenecientes a la agencia de inteligencia ecuatoriana (Senain).

La operación fue aprobada por el entonces presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y del entonces canciller, Ricardo Patiño, apuntan las fuentes de la investigación de The Guardian y Focus Ecuador. Además de defender la decisión de dar asilo político a Assange, Correa, quien dejó el cargo como mandatario de su país el 24 de mayo de 2017, ha descrito el comportamiento del Reino Unido hacia Ecuador como "intolerable".

En enero de 2018, el Gobierno ecuatoriano le otorgó oficialmente la ciudadanía al australiano. Sin embargo, en marzo pasado decidió cortarle el acceso a internet alegando que sus publicaciones en redes sociales han amenazado la relación de Ecuador con el Reino Unido y otros países. Según The Guardian, Assange tampoco recibió visitantes durante el mes pasado.

En el período previo a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en 2016, WikiLeaks publicó en su sitio web varios correos electrónicos relacionados con el partido Demócrata y la campaña de Hillary Clinton. En consecuencia, el Comité Nacional Demócrata presentó una demanda el mes pasado en contra del Gobierno ruso, la campaña de Donald Trump y WikiLeaks, alegando una conspiración para influenciar las elecciones a favor del republicano.