El conductor de un Tesla ha sido sorprendido viajando por una carretera en el asiento del copiloto mientras el coche era manejado por la función Autopilot, el piloto automático de los vehículos manufacturados por la compañía de Elon Musk. Presumiblemente, después de activar esta función el conductor, que viaja solo, se cambió de asiento para estar más cómodo, dejando así la totalidad del gobierno del coche a la mencionada función automática.

La persona ha sido identificada como Bhavesh Patel, un varón de 64 años de edad que circulaba con su Tesla Model S por una carretera de Reino Unido y que ha manifestado que él ha sido "el desafortunado" que ha sido grabado realizando esto, dando a entender que otras muchas personas ponen en práctica este peligroso modo de conducción. Así mismo, ha puesto en relevancia las fantásticas funcionalidades del vehículo que le permiten realizar desplazamientos sin que el conductor tenga que fijar la vista en la carretera.

Un peligro para todos

Aunque Patel estuviera convencido del maravilloso trabajo de su Model S y el Autopilot, la realidad es que es la propia Tesla quien ha advertido ya en varias ocasiones que, con el software actual que viene implementado en los vehículos, el conductor debe permanecer siempre atento a lo que sucede en la calzada. El piloto automático no es más que una ayuda que permitirá a la persona que va al volante librarse de tener que realizar diversas acciones, debiendo estar siempre alerta para reaccionar ante cualquier peligro que pueda acontecer.

Tesla lanzará a lo largo de este año un Autopilot mejorado que permitirá, tal y como afirma la compañía, cruzar Estados Unidos de costa a costa sin que se produzca un sola interacción por parte del conductor con el vehículo mientras está en la carretera. Este nuevo software alcanzará los niveles 4 y 5 de conducción autónoma (los más altos) a los vehículos de la marca para ofrecer una mayor seguridad cuando se active esta función.

La temeraria acción de Patel podía haber terminado en accidente, de la misma manera que ha ocurrido recientemente con otro coche de la compañía en Estados Unidos, y haber causado grandes daños tanto a él como a otros conductores. Como consecuencia, su licencia ha sido retirada durante 18 meses y tendrá que realizar 100 horas de trabajos comunitarios, además de pagar una multa de 1.800 libras.