La Agencia Espacial Europea (ESA, en inglés) logró en noviembre de 2014 una importante hazaña: que Rosetta alcanzara el cometa 67P, al que exploraría desde entonces. La misión se estrelló dos años más tarde sobre el cuerpo rocoso después de diferentes hitos, como conseguir el aterrizaje del módulo Philae o detectar nitrógeno molecular y compuestos orgánicos en el cometa. Pero incluso hoy la sonda nos sigue regalando sorpresas a pesar de su final.

En las últimas horas se ha viralizado un vídeo que muestra cómo sería la vista desde la perspectiva de un cometa. En la secuencia de imágenes, creadas originalmente por Jacint Roger Pérez (también conocido como en Twitter como @landru79) y difundidas también a través de Reddit, se observan rayos cósmicos, estrellas y polvo sobre el cometa 67P. La fotografía original a partir de la cual se realiza dicha animación fue captada con la cámara OSIRIS de Rosetta el 1 de junio de 2016, meses antes de completar su misión.

Como explica a Hipertextual Matt Taylor


, "algunos miembros [de la sociedad] interesados utilizaron los datos disponibles públicamente de Rosetta". El vídeo, como asegura el científico del proyecto de la Agencia Espacial Europea, "está basado en imágenes de OSIRIS accesibles en el archivo y en el visor de fotografías", que puede consultarse en la página web de la ESA. Por lo tanto, la secuencia de imágenes que se ha viralizado es completamente real y nos acerca una peculiar perspectiva acerca de la vida diaria desde un cometa como el explorado antaño por la misión.

Tras consultar las fotografías dadas a conocer por la Agencia Espacial Europea y compararlas con el vídeo realizado, llama la atención que la secuencia de fotogramas no coincide exactamente. "En realidad la película se está ejecutando hacia atrás", comenta Taylor por correo a Hipertextual, lo que no quita ni un ápice de mérito a este retrato del día a día sobre el cometa 67P, realizado a partir de instantáneas tomadas por la histórica misión Rosetta. El éxito del vídeo ha sido tal que la NASA ha elegido la iniciativa como imagen astronómica del día 26 de abril (APOD, por sus siglas en inglés).