Motorola presenta hoy, junto a los esperados Moto G6, G6 Plus y G6 Play, su renovación de la gama de entrada con los E5 y E5 Plus. Dispositivos ambos que no cuentan con más aspiraciones que ofrecer las mejores especificaciones que su precio de venta permita, algo que ya han demostrado poder resolver con solvencia.

Ambos terminales presentan un aspecto muy similar a los anteriores, el cual es ya es un identificativo de Motorola, diseño que les ha funcionado my bien el pasado y que, tratándose de este segmento del mercado, nadie les puede echar en cara. No obstante, que su aspecto no lleve a engaño, puesto que nos encontramos ante unos terminales que han recibido una profunda renovación en sus características para incrementarlas en gran medida.

Autonomía para exprimir el día al máximo

Los Moto E5 y 5 Plus comparten varias de sus características entre sí, como manda la norma al ser la misma familia, limitándose los cambios a los estrictamente necesarios de un modelo de menores dimensiones a otro con un mayor tamaño. Así las cosas, ambos incorporan en esta generación el lector de huellas dactilares para desbloquear el terminal, una característica obligatoria ya en todo dispositivo, compartiendo también un almacenamiento interno de 16 GB (expansibles hasta 128 GB mediante microSD), 2 GB de RAM y Android Oreo 8.0 de serie. Ambos vendrán equipados con el Snapdragon 425 de Qualcomm.

La diferencia más notable entre uno y otro es la batería. De 2.800 mAh que veíamos el año pasado en el Moto E4 pasamos ahora a unos nada despreciables 4.000 mAh, mientras que el modelo Plus se mantiene en 5.000 mAh. Esta diferencia se corresponde también con una mayor pantalla que hace honor al nombre, ascendiendo a 6 pulgadas en el modelo Plus y quedándose en 5,7" para el modelo estándar. El de mayores dimensiones, además, cuenta con un diseño más atractivo donde el cristal es el protagonista, dando un aspecto más premium al terminal y que lo hará sentir mejor una vez se tenga en mano.

El terreno de la cámara tampoco queda descuidado en estos dispositivos, contando el modelo Plus con una cámara principal doble de 12 megapixeles y autoenfoque láser. En el modelo más pequeño la cámara principal asciende a 13 megapixeles, pero no dispone de una lente doble que permita elevar la calidad de las fotografías tomadas. En ambos modelos la cámara frontal es de 5 MP.

El Moto E5 saldrá al mercado en color dorado y plateado con un precio de 149 euros. Su hermano mayor asciende hasta los 169 € y cambia el color plateado del anterior por el grafito. Estarán disponibles a partir del próximo mes de junio.