El escándalo de Cambridge Analytica salpicó a México a través de la app Pig.gi, la cual contaba con 1.2 millones de usuarios en el país y en Colombia, donde ofrecía tiempo gratuito de uso y datos a cambio de ver anuncios y completar encuestas. Algunas de estas se llegaron a realizar en México a mediados de 2017. El manejo de datos cobra especial relevancia en el contexto de las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio y en cómo esta información podría utilizarse para influir en los resultados tal y como pasó en Estados Unidos en 2016.

La ex directora de Cambridge Analytica, Brittany Kaiser, ha comparecido este martes 17 de abril en una comisión parlamentaria de Reino Unido para dar más pistas sobre la empresa que robó los datos más de 87 millones de personas. Kaiser apunta a que las víctimas serían más que las confirmadas por Facebook y, en el caso de México, confirmó que se capturó información personal de mexicanos aunque negó que esta fuera utilizada para fines políticos.

A pesar de que los datos recabados por Pig.gi a través de Facebook pudieron haberse utilizado para influir en la campaña presidencial, Kaiser destacó que nunca se llegó a este punto. "No creo que los usuarios hubieran bajado la aplicación para que sus datos se usaran para fines políticos. Tendrían que firmar nuevos términos y condiciones en la aplicación", afirmó.

Según la antigua empleada, los usuarios decidían qué tipo de información compartían con la aplicación aunque los términos y condiciones de la empresa no especifican que hubieran restricciones ni garantizan que la información de los usuarios fuera utilizada con objetivos políticos.

Cambridge Analytica quiso hacer inversiones con Pig.gi para tener una base de datos en el país y quería abrir una sede en Ciudad de México por los bajos costos de las oficinas en comparación con Estados Unidos. Sin embargo, nunca llegaron a un acuerdo. "Esa relación se cortó debido a la incapacidad de Cambridge Analytica para manejar sus obligaciones de datos de manera adecuada. Esa empresa [Pig.gi] no estaba interesada en crecer con una compañía que no podía garantizar que los datos de sus usuarios pudieran estar protegidos", señaló Brittany Kaiser.

La antigua directora sostiene que la información obtenida por la aplicación a través de Facebook no tiene por qué ser utilizada para influir en la opinión pública meses antes de las elecciones presidenciales. Por otro lado, Pig.gi anunció cuando salió a la luz el escándalo de Cambridge Analytica que cortaba las relaciones con la empresa. Sin embargo, en ningún momento se ha confirmado que la información de los mexicanos no pudiera ser utilizada de manera ilícita.

Paralelamente, una investigación puso en evidencia la colaboración del Partido Revolucionario Institucional (PRI) con la compañía de análisis de datos hasta enero de 2018, aunque la formación política ha negado las acusaciones y sostuvo que nunca contrató sus servicios.

En la trama de Cambridge Analytica en México siguen habiendo algunos interrogantes pero, si tomamos la palabra de Kaiser, el país podría no ser una víctima de las operaciones de la empresa que ayudó a Donald Trump a conseguir la presidencia de Estados Unidos con el robo de datos de millones de personas.