@SouthwestAir/Twitter

Un avión de la aerolínea Southwest Airlines ha tenido que realizar un aterrizaje de emergencia en Estados Unidos este martes, dejando un saldo de una persona muerta y siete con lesiones menores.

El vuelo 1380 había salido del Aeropuerto de La Guardia en Nueva York con destino a Dallas y llevaba a bordo 143 pasajeros y cinco tripulantes. Aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia alrededor de las 11:20 horas local.

El incidente que dejó una víctima fatal fue causado por la explosión de la turbina izquierda del Boeing 737 en pleno vuelo unos 20 minutos después del despegue, lo que rompió la ventana, informó en rueda de prensa Robert Sumwalt, director de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés). Antes de aterrizar, el piloto reportó daños en un motor, el fuselaje y por lo menos una ventana.

La muerte del pasajero es la primera que ocurre en una aerolínea estadounidense en nueve años, destacó Sumwalt. El 12 de febrero de 2009, el vuelo 3407 de Continental Airlines que había partido de Newark (Nueva Jersey) hacia Buffalo (Nueva York) se estrelló en una casa en un suburbio de Buffalo. Un total de 50 personas murieron, incluyendo 2 pilotos, 2 azafatas, 44 pasajeros, un piloto fuera de servicio y un residente en una vivienda.

NTSB no dio detalles sobre la víctima fatal. No obstante, testigos del accidente relataron a la cadena NBC que una mujer fue gravemente herida al ser parcialmente aspirada por la ventana rota debido a la pérdida de la presión en la cabina, pero fue arrastrada hacia dentro por otros pasajeros.

"El pasajero que estaba sentado justo al lado de la ventana que explotó estaba en estado crítico, cubierto de sangre", dijo Matt Tranchin, que estaba sentado tres filas detrás de ella, a la NBC.

De acuerdo con Eric Zilbert, otro pasajero, alguno de los hombres que ayudaron a arrastrarla hacia dentro por la ventana le hizo resucitación cardiopulmonar (RCP, por sus siglas en inglés) inmediatamente. Amanda Bourman, también una de las pasajeras, dijo que vio cómo paramédicos usaron un desfibrilador para atenderla tras el aterrizaje.

Cuando ocurrió el incidente, el avión volaba a unos 32.500 pies o 9.906 metros de altura, según una herramienta de seguimiento de altitud en Flight Aware. La aeronave descendió más de 3.000 pies (914.4 metros) por minuto hasta que los pilotos la estabilizaron alrededor de los 10.000 pies (3048 metros) de altura. Los pasajeros estiman que todo ocurrió en unos 15 minutos.

Algunos de los pasajeros han compartido en redes sociales como Twitter y Facebook imágenes del avión tras el aterrizaje de emergencia:

https://twitter.com/joeasaprap/status/986277894279311360

https://twitter.com/mtranchin/status/986279898183622657

Sumalt y un equipo de investigadores llegarán a Filadelfia esta tarde para inspeccionar la nave, pues están investigando el incidente como un fallo en el motor. El motor, un CFM56, es ampliamente usado en la aviación comercial y está diseñado para evitar que los desechos se desprendan del motor y lleguen al cuerpo, dijo el director de la NTSB.

Por su parte, la aerolínea en cuestión informó en un breve comunicado que está trabajando en reunir más información. "La seguridad es siempre nuestra principal prioridad en Southwest Airlines, y estamos trabajando diligentemente para apoyar a nuestros clientes y tripulaciones en este momento."

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.