Hoy era el día elegido por Bungie y Vicarious Visions para contar más de Warmind, la segunda expansión de Destiny 2. Anunciado hace unos días, el contenido adicional que recibirá el nombre de "El estratega" en castellano, es el segundo gran paquete de contenido tras "La maldición de Osiris", publicada el pasado mes de diciembre. Y, en líneas generales, parece que hablamos de unos añadidos y un enfoque relativamente semejante.

Warmind nos llevará a la cuenca de Hellas, territorio helado en Marte, y tendrá en Ana Bray al personaje protagonista que hará las veces de nuestro aliado. Bray, celebre cazadora, busca descubrir sus orígenes y su conexión con el estratega Rasputín, una de las inteligencias artificiales militares más avanzadas del universo conocido. Y entrando en el terreno más relevante para el jugador, el del contenido y las actividades a completar, Warmind es una expansión bastante familiar.

A la nueva trama, que no podría faltar, se le unirán dos nuevos asaltos, una nueva actividad ritual bautizada como Protocolo escalada que hará las veces de modo horda y nuevas armas y piezas de equipamiento entre las que destacan el retorno de clásicos como el Régimen Suros y la inclusión de una nueva arma reliquia, la Valquiria, una suerte de lanza explosiva. Como decimos, una expansión muy continuista, sin cambios disruptivos o grandes evoluciones (como sí debería tener el próximo gran DLC, igual que ya ocurriera con The Taken King) y ni siquiera una nueva raid, gran atractivo de la experiencia Destiny.

Parece que Bungie sigue incapaz de revertir la situación y cambiar el rumbo de una entrega que empezó con mejor pie que su antecesora pero que, poco a poco, fue perdiendo la atención de los jugadores por la alarmante falta de contenido y profundidad y el pobre trabajo comunicativo del estudio. Han sido varios los cambios relevantes introducidos a lo largo de los últimos meses pero, sea como fuere, Destiny 2 está muy lejos del impacto y la relevancia que cabría suponer. Veremos si con Warmind, que llegará el 8 de mayo a PC, Xbox One y PlayStation 4 a un precio de 19,99€, cambian las tornas.