Las redes sociales –cada vez más presentes en la vida de las personas– y su relación con el contenido de índole terrorista –que también gana presencia en estas conforme pasa el tiempo– están acaparando buena parte de las conversaciones entre las altas esferas europeas. España quiere ahora una ley que garantice una mayor seguridad en estas plataformas.

Así lo ha comunicado el Ministro del Interior de España, Juan Ignacio Zoido, tras haber estado reunido con sus homólogos de otros países, donde se ha comentado la propuesta por parte de la Comisión Europea de la semana pasada, en la que proponían a las redes sociales eliminar contenido relacionado con el terrorismo en un plazo máximo de una hora. Esta recomendación, que se encuentra recogida junto a otras encaminas al mismo fin, no son de obligatorio cumplimiento, sin embargo.

Europa quiere valorar primero su impacto como medida voluntaria y, de ser necesario, dar paso a una ley que asegure su ejecución. Es precisamente esto lo que el Ministro Zoido quiere que se lleve a cabo con inmediatez, proponiendo que las recomendaciones de la Unión Europea pasen a ser una ley.

Es un asunto de urgencia

“Aunque los resultados han sido buenos, entendemos que debemos profundizar en la línea de que haya una propuesta legislativa”, ha declarado el Ministro del Interior español, tal y como recoge EFE. A luz de los recientes acontecimientos acaecidos en suelo europeo, donde los ataques terroristas se han sucedido en diferentes países de la Unión, parece lógico querer terminar cuanto antes con los discursos que inciten a ello en las plataformas sociales.

Estas son visitadas a diario por millones de personas, muchas de ellas menores de edad, suponiendo un creciente riesgo. Aún así, y aunque desde Europa han dejado claro el interés por seguir endureciendo las medidas, las ya impuestas en el pasado parecen estar surtiendo efecto. El 70 por ciento del contenido considerado ilegal es retirado de las plataformas, asciendo al 80% el que desaparece en las primeras 24 horas.