Julian Assange acordó con el Gobierno de Ecuador que no se manifestaría sobre cuestiones políticas que afecten a otros países. Sin embargo, el fundador de WikiLeaks mostró su desacuerdo en Twitter ante la decisión del Gobierno de Reino Unido de expulsar a diplomáticos rusos tras el envenenamiento del espía ruso Serguéi Skripa y su hija.

Como respuesta, el Gobierno de Ecuador ha anunciado que ha cancelado las comunicaciones de Assange con el exterior por incumplir su compromiso. "El Gobierno de Ecuador suspendió los sistemas que permiten a Julian Assange comunicarse con el exterior desde la Embajada ecuatoriana en Londres",señaló la Secretaría de Comunicación en un comunicado.

El acuerdo escrito fue firmado por ambas partes en diciembre de 2017 y las autoridades ecuatorianas han puesto de relieve el peligro de las afirmaciones de Assange para la buena relación del país con Reino Unido y la Unión Europea.

Para "prevenir potenciales perjuicios", se han suspendido las comunicaciones de Julian Assange y el Gobierno no descarta nuevas medidas ante su comportamiento.

Reino Unido y Rusia pasaron por una crisis diplomática después de que el doble espía Serguéi Skripa fuera envenenado con una sustancia que presuntamente solamente se fabrica en Rusia. La primera ministra británica, Theresa May, respondió a este incidente expulsando a los diplomáticos de Moscú en el país.

"A pesar de que es razonable que Theresa May piense que el Estado ruso es el primer sospechoso, hasta ahora las pruebas son circunstanciales", escribió Assange en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, el activista también se pronunció sobre el desafío independentista en Cataluña y la detención de Carles Puigdemont.

Como consecuencia de estas opiniones, Julian Assange ha violado un acuerdo con el Gobierno ecuatoriano después de que este se refugiara en el país en 2012 y obtuviera la nacionalidad el pasado mes de enero.