Los problemas no dan tregua a Coinbase, una de las mayores plataformas de intercambio de criptomonedas en el mundo, con sede en Estados Unidos. El pasado jueves, ha recibido una demanda colectiva en la se que alega que sus empleados y otras personas con información privilegiada se beneficiaron de la introducción de Bitcoin Cash (BCH) en la su plataforma a finales de diciembre pasado.

La querella fue presentada en California el pasado 2 de marzo por el usuario Jeffery Berk en nombre de sí mismo y de otros traders que dicen haber sufrido daños monetarios como resultado del presunto uso de información privilegiada en Coinbase. El monto en daños que los demandantes están buscando no está incluido en los documentos y será decidido en la corte.

El martes 19 de diciembre, Coinbase anunció sorpresivamente que había comenzado a comercializar Bitcoin Cash, la moneda digital que fue creada como una bifurcación dura de Bitcoin en agosto de 2017. Sin embargo, tan solo cuatro horas después de haber introducido BCH en su plataforma, suspendió las transacciones por acusaciones internas de que sus empleados habían hecho operaciones con información privilegiada poco antes del lanzamiento oficial.

Horas antes de este lanzamiento, el precio de BCH comenzó a dispararse hasta los 3.400 dólares sin motivo aparente. Algunas personas levantaron sospechas en Twitter sobre el inusual aumento, ya que su precio era más del doble que un día antes. Para ese momento, el público en general no tenía conocimiento sobre los planes de Coinbase. Minutos después del anuncio de la casa de intercambios, se disparó de nuevo. BCH pasó de 1.865 dólares el 18 de diciembre a alcanzar un máximo de 4.300 el 20 de febrero, según datos de CoinMarketCap.

Coinmarketcap.com

La plataforma detuvo todas las operaciones posteriores y canceló los pedidos existentes, haciendo referencia en un inicio a supuestos problemas de liquidez. Más tarde, la casa de intercambios reconoció las acusaciones y anunció que había lanzado una investigación interna al respecto del uso de información privilegiada sobre la introducción de BCH. Algunos clientes de Coinbase tuvieron que esperar hasta el día siguiente para realizar sus pedidos con BCH. A la fecha, la empresa no ha vuelto dar informes sobre su avance en el caso.

De acuerdo con Berk, las personas en cuestión inundaron GDAX, otra plataforma de negociación perteneciente a Coinbase, con órdenes de compra y venta de Bitcoin Cash inmediatamente después de que el anuncio se hiciera público, como señala la denuncia:

Cuando las operaciones de los clientes de Coinbase finalmente se ejecutaron, fue solo después de que las personas enteradas aumentaran el precio de Bitcoin Cash y, por lo tanto, el resto de los clientes de Bitcoin solo recibieron su Bitcoin Cash a precios artificialmente inflados que habían sido manipulados mucho más allá del valor justo del mercado de Bitcoin Cash en ese momento.

En la demanda, el residente de Arizona afirma haber realizado un pedido de Bitcoin Cash solo cinco minutos después de que Coinbase anunciara que había comenzado a admitir la criptomoneda el 19 de diciembre. El pedido de Berk no se completó hasta un día después, lapso de tiempo en el cual el precio de Bitcoin Cash experimentó una gran subida de precio. Para cuando se completó la orden de Berk, un Bitcoin Cash costaba 4.200 dólares, aproximadamente el doble del precio de cuando hizo su pedido.

La llegada de Bitcoin Cash

Cuando Bitcoin Cash fue creada en agosto pasado, Coinbase no había planeado darle soporte. Al momento de la bifurcación, cualquier persona con Bitcoin iba a recibir la misma cantidad en Bitcoin Cash. El problema era que si los Bitcoins se quedaban en una bolsa, como Coinbase, que no permitieran BCH, no podrían acceder a sus tokens después de la separación.

En un principio, la plataforma había dicho a sus clientes que si querían reclamar su BCH, tendrían que retirar sus Bitcoins de la casa de bolsa antes de la ramificación. Sin embargo, dos días después de la bifurcación, Coinbase y su plataforma de negociación, GDAX, anunciaron que definitivamente sí darían soporte a Bitcoin Cash. Pero, en ese momento, la plataforma no dio un marco de tiempo para cuándo comenzaría a respaldar la nueva criptomoneda, solamente había expresado que planeaba hacerlo antes del 1 de enero.