Resulta indiscutible que una de las series de televisión más populares y con una cantidad de jóvenes seguidores que hoy la siguen añorando lo suficientemente grande como para recuperarla es Buffy, cazavampiros, emitida en la Fox entre 1997 y 2003. El padre de esta criatura sobrenatural, el neoyorkino Joss Whedon, creó luego con David Greenwalt su spin-off Angel (1999-2004), las aventuras de ciencia ficción espacial Firefly (2002-2003), el misterio futurista Dollhouse (2009-2010) y, con su hermano Jed y su cuñada Maurissa Tancharoen, la adaptación marveliana Agentes de S.H.I.E.L.D. (desde 2013), después de escribir y realizar la película Los Vengadores (2012) y antes de encargarse también de su secuela, Vengadores: La era de Ultrón (2015), y de intentar arreglar el entuerto dejado por Zack Snyder en Liga de la Justicia (2017).

De las series que Whedon ha parido, su mayor éxito fueron las aventuras de Buffy Summers, interpretada por Sarah Michelle Gellar (Crueles intenciones), contra vampiros, demonios y toda clase de seres fantásticos y la ayuda de Willow Rosenberg, a la que da vida Alyson Hannigan (Cómo conocí a vuestra madre), Xander Harris, encarnado por Nicholas Brendon (Mentes criminales), o el profesor Rupert Giles, en cuya piel se metió Anthony Head (Little Britain). Ya se había proyectado en 2011 una nueva versión cinematográfica, remake del filme homónimo guionizado por Whedon y dirigido por Fran Rubel Kuzui en 1992, cuyo libreto, de Whit Anderson (Ozark), fue rechazado sin contemplaciones. Y, a estas alturas de los revival, como el de Doctor Who, Twin Peaks o The X-Files, no puede parecernos extraño que la Fox se muestre muy dispuesta a recuperar a Buffy y compañía.

buffy cazavampiros revival
Gary Newman

El CEO del grupo televisivo, Gary Newman, ha explicado durante una conferencia del quinto Innovative TV, el cual se celebra estos días en el Hotel YMCA Three Arches de Jerusalén, que Buffy, cazavampiros “es probablemente su show más maduro para un regreso, algo de lo que hablan frecuentemente”, porque “en este mundo con casi quinientas series escritas, obtener una ventaja en el marketing es una buena oportunidad”. Pero ha advertido lo siguiente: “Si no hay una base de admiradores apasionada que demuestre que todavía lo desean, una sensación de nostalgia, realmente no veo la necesidad de recuperar el espectáculo”, pues “si lo haces cínicamente, si no tienes una gran razón creativa para hacerlo, no creo que vaya a funcionar”. Con franqueza, no parece que Newman tenga motivos para preocuparse por eso con la de seguidores de la serie que estarán dando palmas al leer sus declaraciones.

Y, según él, la pelota está en el tejado de Whedon: “Es uno de los mejores creativos con los que hemos trabajado”, asegura. “Cuando Josh decida el momento, lo haremos. Y hasta que Josh no lo haga, no ocurrirá”. No obstante, matiza así: “Los reinicios no son en realidad un interés para nosotros. La mayoría de las veces comienzan con la llegada de un creador. Es cierto que hemos perseguido The X-Files por un tiempo pero, cuando la trajimos por primera vez, fueron Chris [Carter], David [Duchovny] y Gillian [Anderson]”. De manera que ahora falta saber si Whedon querrá retornar al mundo vampírico de Sunnydale y sus bocas infernales para una octava temporada o más... si es que se deciden por un revival y no por un reboot, como sería lo único sensato por su parte: una de las razones por las que se rechazó el remake en la gran pantalla siete años atrás fue que ni Whedon ni los actores de la serie estaban involucrados en el filme.

A estos últimos, además, probablemente les encantaría la idea de volver a sus personajes más conocidos, ya que ninguno de ellos está trabajando en nada de verdadero interés: Gellar dobla a varios caracteres de la serie animada Robot Chicken (Seth Green, Matthew Senreich y Mike Fasolo, desde 2001) y posee el negocio de repostería casera Foodstirs, a Hannigan no le han ofrecido proyectos verdaderamente jugosos desde el final de Cómo conocí a vuestra madre, ni a Brendon desde que salió por la misma época, en 2014, de Mentes criminales ni a Head desde la vapuleada Percy Jackson y el mar de los monstruos (Thor Freudenthal, 2013); y desde luego que James Masters (Spike), Emma Caulfield Ford (Anya), Michelle Trachtenberg (Dawn Summers), David Boreanaz (Angel) tras Bones (Hart Hanson, 2005-2017), Charisma Carpenter (Cordelia Chase) y otros posibles miembros del reparto no querrán negarse. Una sola palabra de Joss Whedon bastaría para despejar las dudas y poner el revival en marcha.