La app Calendar 2 de Mac App Store había estado minando criptomonedas sin autorización, por lo que la empresa de Cupertino ha reemplazado la aplicación de su tienda bajo el argumento de que ponía una carga innecesaria en los dispositivos que lo estaban usando.

El pasado lunes, Ars Technica reveló que la app de Calendar 2 estaba dando la opción a los usuarios de elegir entre pagar 0.99 dólares mensuales, una tarifa de actualización única por 17.99 dólares o permitir que minara la moneda digital Monero a cambio de funciones avanzadas. El problema fue que, pese a elegir la opción de pagar por las características avanzadas, la aplicación seguía minando sin el consentimiento de la persona.

Pero quien dio la cara primero no fue Apple, sino el desarrollador de la app. Tras revelarse la situación, Gregory Magarshak, fundador de la empresa Qbix, explicó que el problema se debía a dos fallos que le impedían funcionar de la manera prevista. Por tanto, eliminaría la opción del minador de Monero con una actualización.

Una hora después de que Magarshak anunciara ayer martes que eliminaría el minador por completo, la susodicha fue removida de la App Store, explicó hoy el CEO de Qbix a The Verge. La empresa de Cupertino justificó la eliminación de Calendar 2 de la App Store citando como motivo la sección 2.4.2 de sus directrices. Dicha sección señala que las apps deben poder "usar la energía de manera eficiente" y no deberían "agotar rápidamente la batería, generar calor excesivo ni tensar innecesariamente los recursos del dispositivo".

Tras negociar con Apple el aspecto de la minería, Calendar 2 ya se encuentra disponible de nuevo en la tienda sin el minador de la criptomoneda preferida de los ciberdelincuentes. Además, añadió Magarshak, ahora están ofreciendo las características premium de forma gratuita por un año tanto para los usuarios antiguos como nuevos. También aseguró que planean usar los alrededor de 2.000 dólares minados en Monero a lo largo de estos tres días en mejorar características para sus usuarios en el futuro.

Los minadores de Monero siguen apareciendo cada vez en más lados. Sin embargo, esta es la primera vez que a Apple le toca lidiar con el asunto y que conocemos cuál es su postura al respecto. Más allá de la minería con o sin el consentimiento de la gente, como llegó a hacerlo The Pirate Bay, ahora sabemos que el aspecto relevante para la de Cupertino va en torno al consumo energético que implica. El mismo Magarshak señaló que le preocupa el creciente uso de energía global para la criptografía.