Amazon ha lanzado en México su propia tarjeta de débito MasterCard. El país se ha convertido en el lugar escogido para que la compañía presente su nuevo proyecto, con el que los clientes podrán comprar en la tienda virtual y en establecimientos en línea y físicos.

El producto se llama Amazon Recargable, y se basa en "una tarjeta de débito que puedes adquirir en línea sin costo mínimo por apertura, sin comisiones mensuales ni saldo mínimo requerido, además de que la puedes usar de inmediato" explicó Fernando Ramírez, gerente de Producto de Amazon México, en un comunicado.

Los requisitos para poder adquirir la tarjeta de débito es tener 18 años y ser residente mexicano. Para poder adquirir el plástico, los interesados deberán rellenar un formulario con sus datos personales como su nombre completo, fecha de nacimiento, lugar de nacimiento y género.

La tarjeta supone la alianza de Amazon con Banorte, la entidad financiera que respaldará las cuentas de débito de los usuarios. Al tratarse de una cuenta de débito, no se solicitará el historial crediticio de las personas que quieran solicitar la tarjeta. Como en las demás transacciones, Banorte se hará cargo de las medidas de seguridad y los controles necesarios.

Los usuarios de la tarjeta de débito de Amazon podrán hacer transferencias o depositar en efectivo a través de los 25.000 establecimientos disponibles como Oxxo, 7 Eleven y la Farmacia del Ahorro.

La tarjeta puede solicitarse de forma gratuita, sin gastos de apertura, comisiones mensuales ni saldo mínimo requerido, afirmó Amazon en su página web. Después de solicitarla, los usuarios contarán con un número virtual para poder utilizarla en línea. Una vez que se llegue a un saldo de 500 pesos, se podrá recibir la tarjeta de manera física en el domicilio.

Amazon Recargable puede almacenar hasta 3.000 UDIS al mes, lo que equivale aproximadamente a 18.000 pesos.

La iniciativa de Amazon pone de relieve los esfuerzos de la compañía por ofrecer a sus clientes nuevas formas de pago a través de una tarjeta MasterCard, con la cual se pueden realizar transacciones más allá de la tienda virtual.

Este proyecto se une a la llegada de Amazon Prime en México y la puesta en vigor de Amazon Cash, el método que permitirá pagar en efectivo sin necesidad de una tarjeta de crédito o de débito.