El Wi-Fi en el Metro de la Ciudad de México sigue siendo uno de los planes más ambiciosos del Gobierno capitalino. Ni la posibilidad de que conectarse sea un peligro para los datos personales de los usuarios ni la falta de información sobre la compañía que los maneja ha salpicado el plan para instalar conexión gratuita en las línea de la capital mexicana.

En diciembre de 2017, la línea 7 fue la primera en contar con la red y, a partir de este viernes 9 de febrero, la línea 1 cuenta con el mismo servicio. El Metro brindará internet a 700.000 personas diariamente y, según el director general del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Jorge Gaviño, el medio de transporte "se convertirá en el centro de comunicaciones por internet más grande de todo el país", afirmó en El Financiero.

La línea 1, que va desde Pantitlán a Observatorio, contará a partir de este viernes con la red gratuita, la cual requiere un correo electrónico o la cuenta de redes sociales como Twitter para conectarse. El aviso de privacidad que los usuarios necesitan aceptar para poder acceder al Wi-Fi gratuito afirma que los datos personales se tratarán con fines mercadotécnicos, publicitarios y de prospección comercial.

Estos datos son utilizados por la empresa BKO Security, la cual tiene el permiso para utilizar y recolectar toda la información de las personas que se conectan y, en el caso de que hayan dado su cuenta de Twitter, BKO puede acceder a los mensajes privados del usuario y hasta publicar tweets. Además de estas condiciones abusivas, las alarmas empezaron a sonar después de que saliera a la luz que la compañía no cuenta con una sede física y no es posible contactar con ellos.

A pesar de la polémica, las autoridades del Metro de la Ciudad de México sostienen que los datos personales de los usuarios no están en peligro: "Es una falsedad, nosotros garantizamos la reserva de los datos de la gente que se conecte. Hemos tenido millones de conexiones en todo lo que llevamos de Internet gratuito en la Línea 7, allí tenemos 200 mil conexiones día con día, y ninguno de ellos [los usuarios] ha tenido ningún problema de datos personales ni lo tendrá. Nosotros garantizamos la seguridad dentro del Metro en lo que respecta al WiFi", destacó Gaviño.

Las declaraciones parecen ser contundentes, pero todavía no se han dado detalles sobre BKO Security ni el contrato entre la empresa y el Gobierno capitalino. El director general de la STC afirma que los usuarios del Metro no corren peligro al conectarse a la red gratuita aunque todavía existen [más preguntas que respuestas](director general de la STC).

El objetivo de la SCT es habilitar la red en 11 de las 12 líneas del Metro capitalino en lo que será una inversión de 800 millones de pesos.