iPhone 7, iPhone 8, iPhone X, Pixel 2, Mate 10 Pro son algunos de los terminales de gama alta de Apple, Google o Huawei que han optado por abandonar el puerto de 3,5 milímetros para conectar auriculares, algo que podríamos considerar una aberración en 2018 pero que está tan extendido, es tan usado y parece ser tan ubicuo que Samsung ha optado por continuar usándolo en Galaxy S9 que ha lanzado en el marco del Mobile World Congress 2018.

Samsung se ha asegurado que los periodistas presentes en la presentación del S9 y todos aquellos que lo vieron por medio de streaming lo supieran. De hecho enfatizaron en el hecho que con el nuevo terminal se podrá seguir conectando todos los auriculares que tienes en casa sin necesidad de adaptadores o accesorios extra, en una evidente guiño a Apple y su decisión de explorar el camino del audio es totalmente digital e inalámbrico.

Muchos son los motivos por los cuales algunas marcas han abandonado el jack de auriculares de 3,5 milímetros. Por un lado está el punto de vista filosófico que funciona como base de la innovación tecnológica: la necesidad de la miniaturización, y un puerto circular inalámbrico ocupa demasiado espacio en los interiores de smartphones. Samsung sigue encontrando formas de incluirlo, pero algo nos dice que es cuestión de tiempo antes que se vean obligados a quitarlo para acomodar más espacio para batería o algún otro componente que ofrezca mucho más valor al consumidor.

Por otro lado está el camino de un mundo totalmente inalámbrico, que es uno de los principios del mundo post-PC en el que viven los smartphones. Productos como los AirPods son ejemplos excelentes de cómo construir auriculares que funcionan bien sin cables, son cómodos, prácticos y a buen precio.

Que una empresa con muchísimo poder en la industria como Samsung apueste por soluciones inalámbricas, daría un gran impulso al mercado e incentivaría la innovación.

Pero por el momento el Galaxy S9 mantiene el jack de auriculares y aunque suene irracional, hay mucha gente feliz con la decisión.