La tormenta generada y vivida hace unos meses ya pasó pero las polémicas de entonces sirvieron para que, en un lado y en otro, los micropagos fueran objeto de estudio: han sido muchas las compañías que han revisado sus políticas relacionadas con compras ingame (EA con su Star Wars Battlefront II y Need for Speed Payback, sin ir más lejos) y desde distintas organizaciones y medios se ha puesto especial énfasis en luchar contra las microtransacciones abusivas.

Pero hasta el momento no se habían pronunciado organismos de la talla de la Entertainment Software Rating Board (ESRB), principal encargado de la calificación por edades en territorio norteamericano. Hoy, mediante un comunicado, han afirmado haber seguido muy de cerca las airadas polémicas de los últimos meses y aseguran tener muy en cuenta las decenas de sugerencias y peticiones de la comunidad de jugadores. Así pues, se ha anunciado oficialmente que la ESRB creará un sello que alerte de la existencia de micropagos y empezará a incluirlo en las portadas de los mismos.

Han anunciado, además, que éste tipo de movimientos podría llevar a aumentar la edad recomendada, reavivando la idea de que todo videojuego que incluya micropagos puede no ser adecuado para los más pequeños, sin importar el género o el enfoque. Este sello que, como decimos, se mostrará en portadas y en plataformas digitales tendrá en cuenta cualquier tipo de transacción ingame: desde skins o elementos estéticos hasta ventajas o desbloqueables pasando por nuevos mapas, personajes o cualquier contenido adicional, incluyendo pases de temporada.

Todavía no sabemos a partir de qué fecha este cambio comenzará a ser efectivo pero sí que se ha anunciado, desde la ESRB, la puesta en marcha de ParentalTools, una web en la que los padres puedan consultar el listado de videojuegos que incluyen algún tipo de microtransacción. Un movimiento necesario, aunque quizá no suficientemente drástico, en una industria en la que los pagos ingame son cada vez más presentes y, lo peor, más injustos y abusivos para con el jugador.