Por segunda vez, el australiano Craig Steven Wright ha causado polémica luego de que en 2016 se autoproclamara "el creador de Bitcoin": Satoshi Nakamoto. En esta ocasión, ha sido demandado por el presunto robo de más de 10 mil millones de dólares en Bitcoin, así como la propiedad intelectual de varias tecnologías de blockchain.

https://hipertextual.com/2016/05/craig-steven-wright-satoshi-nakamoto

La querella presentada el 14 de febrero en Florida (Estados Unidos) alega que Wright minó entre 550.000 y 1.1000.000 de Bitcoins junto con su entonces socio comercial Dave Kleiman, quien era consultor de tecnologías de la información, a través de W&K Info Defense Research LLC, una compañía formada por el estadounidense y que perteneció totalmente a él o que estaba en sociedad con el australiano.

El australiano había planeado robar los Bitcoins, afirma la demanda, así como los derechos de propiedad intelectual asociados con la tecnología de criptomonedas. Para ello, falsificó y retrasó la fecha en una serie de contratos para hacer parecer que su ex socio le había cedido los derechos de propiedad de sus acciones tras su muerte en 2013. Kleiman estuvo en silla de ruedas por años tras un accidente en motocicleta en 1995 y, finalmente, falleció por un virus.

Por otro lado, la querella también asegura que el estado incierto de esos Bitcoins estaba relacionado con los problemas de impuestos de Wright, lo que causó que su casa fuera allanada por la policía australiana. Poco después de su muerte, la compañía de Kleinman se declaró en bancarrota.

En representación de su hermano Dave, Ira Kleiman está buscando en última instancia la devolución de entre 300.000 y 1.1 millones de Bitcoins. Al momento de presentar la demanda, esos activos tendrían un valor de 10.2 mil millones de dólares, según la firma de abogados Boies Schiller Flexner LLP que lo representa.

Como evidencia, la demanda ha presentado una serie de pruebas sobre la propiedad conjunta del minado, incluyendo documentos corporativos que identifican a Kleiman como el agente registrado. En otro intercambio de correos electrónicos que es citado en la querella, Wright parece admitir que tiene 300.000 Bitcoins a nombre de Kleiman.

"[Dave] mencionó que tú tenías un millón de Bitcoins en el fideicomiso y dado que dijiste que su parte eran 300.000, figuré que los otros 700.000 son tuyos. ¿Es correcto?", le preguntó Ira Kleiman poco después de la muerte de su hermano Dave. "Alrededor de eso", le respondió Wright, "menos lo que se necesitaba para el funcionamiento de la compañía”.

Cabe destacar que la denuncia no hace ninguna referencia sobre el papel de Wright o Kleiman en la creación de Bitcoin o cualquier otra conexión con la identidad de Satoshi Nakamoto. Tras autoproclamarse 'Satoshi' en diciembre de 2015, Wright intentó demostrar su identidad como Nakamoto a través de una firma criptográfica. No obstante, la firma resultó defectuosa y, finalmente, poco convincente. Más tarde, anunció su intención de retirarse de la vida pública.

"No está claro si Craig, Dave y/o ambos crearon Bitcoin", indica la denuncia. "Por razones aún no del todo claras, optaron por mantener su participación en Bitcoin oculta a la mayoría de sus familiares y amigos. Sin embargo, es innegable que Craig y Dave estuvieron involucrados en Bitcoin desde sus inicios y que ambos acumularon una gran cantidad de Bitcoins de 2009 a 2013".

En tanto, el tribunal emitió el 15 de febrero un citatorio para Wright. No obstante, se desconoce si el australiano planea comparecer en juicio.