"Vamos a ser la compañía de entrega de alimentos más grande del mundo este año", ha afirmado Dara Khosrowshahi durante el DLD en Munich. El CEO de Uber añadió que el servicio de entrega a domicilio de la compañía se ha convertido en un éxito en muy poco tiempo y, al parecer, la estrategia de la plataforma se regirá por el lema "comprar para crecer" o, en su caso, para seguir creciendo. Uber Eats ha adquirido la startup Ando, fundada por el prestigioso chef David Chang y basada en un concepto diferente al de otras plataformas como Uber Eats.

Dara Khosrowshahi: «Las cosas en Uber se hicieron mal, ahora intentamos hacer lo correcto»

Ando es un restaurante exclusivo para la entrega de alimentos y no cuenta con un lugar físico en el que los comensales puedan sentarse y comer, únicamente pueden recibir la comida a través de la aplicación. Con la compra de la startup, UberEats entra en el mercado de la fabricación de alimentos y crea un precedente sobre el futuro de la plataforma.

El servicio de entrega a domicilio de Uber está presente en 120 mercados y, en palabras de Khosrowshahi, el objetivo es convertirse en la compañía de entrega de alimentos más grande a nivel mundial. Además de seguir ampliando su servicio, la apuesta de la compañía podría ir más allá de aliarse con restaurantes. La adquisición de Ando ha puesto de relieve un fenómeno que está presente en otros servicios como Deliveroo y Amazon Restaurants, la cual adquirió Whole Foods para iniciarse en la entrega de alimentos propios.

Objetivo: Diferenciación

Uber Eats no podía quedarse atrás y ha destacado para TechCrunch que "las ideas de Ando ayudarán a nuestro equipo de tecnología de restaurante mientras trabajamos con nuestros socios de restaurantes para hacer crecer su negocio". Más allá, la plataforma ha adquirido vida propia con la adquisición de la startup y la ampliación de sus objetivos.

El servicio de Uber entra en un nuevo terreno que puede mejorar las funciones operativas de la compañía, pero estas podrían no reflejarse en el número de clientes. Ando, a pesar de sus esfuerzos, no cuenta con una masa significativa en comparación con otras compañías como Deliveroo. La compra de este tipo de startups puede mejorar la calidad del servicio y diferenciarse con la fabricación de comida para su entrega, pero puede no suponer un aumento directo de los usuarios que utilizan la aplicación.

Además de "comprar para crecer", la estrategia de Uber Eats con la compra de la startup puede ser la de aportar talento al servicio para mejoras las condiciones y crear nuevas opciones que pueda diferenciarlo de la competencia.

Amazon compra Whole Foods por 13700 millones de dólares

Sin embargo, la apuesta de Uber Eats debe ir todavía más allá para hacer frente a los esfuerzos de las otras compañías para lograr mejores servicios. Deliveroo adquirió el pasado mes de mayo la empresa de entrega de comida preparada Maple. La fortaleza de esta compañía es que es responsable de todo el proceso de preparación de los alimentos, desde comprar la materia prima, hasta cocinarla y entregarla.

"Dada la superposición de nuestros objetivos y la escala significativa de las operaciones de Deliveroo, trabajar juntos tiene sentido", escribieron en el blog de la compañía los co-fundadores de Maple, Caleb Merkl y Akshay Navle. De esta manera, la empresa pretende utilizar la tecnología y el alcance de Deliveroo para acelerar el crecimiento de su plataforma. Con estas nuevas estrategias, las compañías de entrega a domicilio pretenden ir más allá dentro del negocio y conseguir que sus servicios sean cada vez más amplios y engloben cada vez más mercados.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.